¡Benjamín vive, la lucha sigue! Emotivo homenaje póstumo a Benjamín Rivera, incansable luchador por una sociedad más justa; Proponen que Retén Ciudadano lleve su nombre

899

 

Chihuahua, Chih.- Entonando el himno del Ejército Zapatista de Liberación Nacional -cuya bandera cubría su féretro- y emotivos mensajes recordando su dilatada e incansable lucha social por casi 40 años desde las comunidades cristianas, el Frente de Consumidores (Fedeco), la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos A.C. (COSYDDHAC), la Red por la Participación Ciudadana y más recientemente en Retén Ciudadano, familiares, amigos y compañeros de lucha rindieron este mediodía un emotivo homenaje y último adiós a Benjamín Rivera Ordóñez. Reunidos en la sala de velación de la Funeraria Jardines de Santa Fe, recordaron su forma de luchar por un mundo más justo, confrontando a las autoridades con su carácter controvertido, que no dejaba indiferente a nadie, y destacando que concluyó su lucha con la misma espiritualidad -no dogmatismo religioso- con la que la inició.

Un importante número de amigos y compañeros de lucha de Benjamín Rivera quisieron acompañar a la familia en estos difíciles momentos y despedirlo como se merecía. Ante un féretro cubierto con fotos de su familia, una bandera negra con letras rojas del EZLN (recordando su apoyo a esta causa desde el Frente Zapatista de Liberación Nacional de Chihuahua) y compañeros del Fedeco formando las siglas de la organización, uno de sus hermanos, una de sus hijas, una de sus nietas, y representantes de todas y cada una de las organizaciones en las que militó, siempre destacando, recordaron con sentidas palabras y anécdotas – de las que cada encuentro con él estaba lleno-  al compañero que partía a la otra vida el pasado 31 de diciembre de 2019, paradójicamente en paz, víctima de un infarto, y no en la lucha como él hubiera deseado.

Entre lágrimas, con la voz entrecortada, fueron sucediéndose los mensajes haciendo una semblanza tanto de su vida, su lucha, como de su especial y particular carácter que lo hacía único, y en todos ellos coincidió el mensaje de recordarlo como él hubiera querido, con su sonrisa, sus discursos combativos y siempre incómodo para las autoridades y gobernantes, y con su deseo de que la lucha por conseguir un mundo más justo continúe.

La maestra Irma Loya, de ResISSSTE, cuya familia conocía a Benjamín desde los 15 años y para quienes era otro hermano más, recordó que éste inició en las organizaciones sociales desde las comunidades cristianas, donde empezó a cultivar la espiritualidad, no confundir con dogmatismo religioso, que nunca perdió durante cuatro décadas de lucha hasta el antepenúltimo jueves de 2019, último día que estuvo en el Retén Ciudadano en la habitual protesta y acción de desobediencia civil en Recaudación de Rentas exigiendo un pago justo por la Revalidación Vehicular.

Benjamín fue uno de los miembros fundadores en Chihuahua del Frente de Consumidores (Fedeco) -el cual surgió el 17 de diciembre de 1987- que acababa de cumplir 32 años, un año después surgía COSYDDHAC del cual también formó parte, fue co-fundador de la Red por la Participación Ciudadana, formó parte del Frente Zapatista de Liberación Nacional que apoyó a este movimiento desde Chihuahua, y desde que iniciara uno de los miembros más combativos del Retén Ciudadano.

Organización esta última que su compañero Benjamín Nogueira, propuso en pleno homenaje que a partir de ahora llevara el nombre de Retén Ciudadano Benjamín Rivera, en recuerdo a su lucha, si bien como acostumbra este grupo ello deberá ser decidido en la asamblea que se lleva a cabo los domingos en el parque Urueta.

La nieta y la hija de Benjamín agradecieron a los presentes su asistencia y muestras de cariño hacia éste, antes de que compañeros de las diferentes organizaciones ensalzaran su lucha con la volunta de servir al pueblo, no de servirse, y de cómo nunca cejó en sus reclamos por una sociedad más justa, lo cual incluso en alguna ocasión lo llevó tras las rejas, exhortando a que ese espíritu y las enseñanzas que dejó sigan adelante, siendo éste el mejor homenaje que se le pudiera rendir.

Su incansable compañero de luchas durante estas casi cuatro décadas, Carlos Loya, animó a los compañeros a seguir unidos ya que es mucha la lucha que queda por delante y porque así lo hubiera querido el hoy occiso. Previamente encabezó la entonación, por parte de los asistentes, del himno del EZLN, recordando como en su momento ellos fueron de los pocos que desde el norte del país apoyaron la causa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, misma que recordó que era una causa pacífica -que llegó un momento que tuvo que defenderse porque los estaban matando- que propugnaba ideas como servir y no servirse, mandar obedeciendo, mantenerse, no subir, y la horizontalidad, ideas con las que Benjamín siempre comulgó y predicó.

Acabado el himno, al grito de Carlos Loya, los congregados gritaron en primer término «¡Zapata vive, la lucha sigue!» y a continuación «¡Benjamín vive, la lucha sigue!», exhortando a dar continuidad a lo que por tantos años luchó Benjamín. Descanse en paz.