Inicia el teatro

Por: Álvaro Posada Martínez

Por: Álvaro Posada Martínez

Es curioso cómo se inician los cambios de color y de ir alineando los hilos políticos para que los mismos se queden en el poder, se están iniciando los movimientos para quedar dentro de los colores que se cree que puedan lograr una buena elección, muchos están cambiando de camiseta. 

Como si esto fuera suficiente para seguir viviendo del presupuesto, se aproximan tiempos de promesas con un color distinto y como si la sociedad no supiera que solo lo que se busca es seguir en la farándula política y favorecer a los mismos. A muchos les extraña que la sociedad les pida resultados, no datos maquillados, la sociedad quiere resultados tangibles, visibles, no simple palabras y excusas.
 
Se debe legislar para que el mal servidor público, no siga viviendo del recurso público. Tenemos que despertar como sociedad, cuantos políticos conocemos que tienen décadas sirviéndose de la sociedad en un puesto y en otro, como deseamos que se evalué su trabajo realmente, y si es necesario, que se retire de su cargo, esto, si no logran las expectativas sociales, que salgan de su puesto por justificación de mal servidor. Es esencial que los errores de nepotismo, compadrazgos y uso de decisiones erróneas en gobernar ya tengan una sanción real.

En estos días nos duele que sea una costumbre, que el político tenga impunidad, solo se preocupan por el aparentar, simula y criticar al contrario, pero apenas empiezan y ya están planeando en cómo continuar en el poder. Nunca se piensa en realizar un buen trabajo y que este sea la carta de recomendación. Más bien deberían existir una evaluación porque en realidad lo que en la actualidad vivimos es si tienes un puesto político o burocrático de primer nivel, lo principal que realizan es beneficiar a los de su grupo y familiares. 

Si es funcionario de segundo orden solo enaltece y busca que el jefe se sienta feliz, si eres de los burócratas de nivel operativo, solo debes mantenerte al margen, no pienses en mejorar el proceso, ni dar más de lo que ellos piden, si intentas ser bueno en tu trabajo puedes ser despedido (y no tendrás derecho de la ley laboral, lo normal es que lo trasfieran a la siguiente gubernatura o a heredar problemas a la siguiente administración). 

Al menos que lo lleves a un proceso largo y tedioso. Eso es la realidad que vivimos. Pero me faltaba, si tú eres amigo o conocido o pariente del político, no requieres estudio, o tener un perfil de puesto laboral, mucho menos experiencia, y si tienes un pasado medio escabroso hasta de recaudador te lo dan, pero recuerda, solo cumple con estar en la modalidad de calladito te miras más bonito.  No importa que no generes proyectos.
 
Debemos romper esquemas, revisar realmente la clase de gobernantes que necesitamos. Por años hemos tenido políticos que solo viven del sistema y son más de lo mismo.  Requerimos que se legisle, para que el servidor público busque el objetivo del puesto y no tengamos políticos, que esté por favor político, que en cada dependencia tenga peso el trabajo realizado y no los colores que porta y revisar los resultados que se obtuvieron periódicamente, para que cambien y liquiden al mal servidor de cualquier nivel. Para esto tenemos que exigir nuestro derecho. Todos debemos exigir nuestro derecho a tener un país mejor.