Implica testigo protegido a cuñado de Peña Nieto en presunto desvío de 23.2 mdp; Duarte instruyó pago "para quedar bien con el presidente", dice

Chihuahua, Chih.- Durante la exposición de antecedentes para la solicitud de vinculación a proceso contra el ex secretario de Educación, Cultura  y Deporte, Marcelo G. T., por la causa penal 11/2019, relativa al presunto desvío de 23.2 millones de pesos del erario público en abril de 2015, la agente del Ministerio Público - durante el relato del testimonio de un testigo de identidad reservada- situó en la operación, en calidad de uno de los jefes de la empresa Xplocean participante en la supuesta simulación a un cuñado del ex presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de nombre Juan José Chimal.  

El relato del testigo apunta a que el gobernador César Duarte Jáquez fue quien instruyó el desvío para quedar bien con el entonces presidente de la República, mientras el hoy imputado y el cuñado de Peña Nieto presionaban para que se hicieran esos pagos.

Señaló que les ordenaban que "ese pago tenía que realizarse", ya que además de la indicación del ex gobernador Duarte se daba la circunstancia de que los responsables de la empresa Xplocean "eran gente cercana a la presidencia de la República", aseverando que entre ellos un cuñado de Enrique Peña Nieto, quien respondería al nombre de Juan José Chimal.  

De hecho, aludió a que en 2015 tuvo lugar una reunión en la Ciudad de México en la que participaron entre otros César Duarte, Ricardo Yáñez, Salvador Zuluaga, y el citado Juan José Chimal, quien habría exigido el pago de 50 millones de pesos.

Agregó el testigo protegido que ante la imposibilidad de hacer frente al pago completo en ese momento, el gobernador Duarte ordenó el pago parcial de 20 millones "para quedar bien con el presidente" y Marcelo G. T. fue quien pidió la suficiencia presupuestal.

Los operadores del presunto desvío lo tenían todo calculado y vieron la posibilidad de distraer el dinero aprovechando la entrada en vigor de la Reforma Educativa, anticipando que desaparecería el FAEBN y llegaría el FONE y el recurso pasaría a llegar directo de la Tesorería de la Federación a los maestros.

Afirmó que fue para ese entonces, en 2014, cuando apareció la empresa Xplocean y brindó un servicio de asesoría por un monto de más de 2 millones de pesos, que por ese entonces a su llegada a la SECyD Marcelo G. T. siguió negociaciones respecto a un segundo pago, el cual motiva el actual proceso penal. 

Explicó que esa transición de fondos federales tenía implícito que la Federación ampliara el presupuesto al estado de Chihuahua.