No iba a dejar que tiraran a la basura mi capital de 36 años al servicio de la educación: TFJA da la razón al profesor José Alfredo Chávez Ruiz y deja sin efectos su inhabilitación

Chihuahua, Chih.- Después de verse obligado a renunciar a la titularidad de la Coordinación Estatal del Servicio Profesional Docente para defenderse y casi un año de lucha legal, el pasado 11 de diciembre de 2018 el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, por unanimidad, dejó sin efectos la inhabilitación en contra del profesor José Alfredo Chávez Ruiz, atendiendo a la falta de elementos para haberle impuesto una sanción como delegado de la SEP en Yucatán cuatro años después de haber abandonado el cargo y la ausencia de notificación de un proceso que el protagonista no duda de calificar de amañado y de venganza política orquestada sobre la campana un 24 de diciembre a las 11 de la noche. El profesor Chávez Ruiz, quien desde el primer momento defendió su "inocencia" y que nunca le fue notificada la presunta inhabilitación federal, de la cual se enteró por sorpresa en pleno ejercicio como coordinador estatal del Servicio Profesional Docente, refirió a El Puntero sentirse satisfecho por haber podido hacer justicia y limpiar su imagen, reputación y trayectoria de 36 años en el ámbito magisterial y administrativo relacionado con la educación. 

"SE DECLARA LA NULIDAD LISA Y LLANA de la resolución de fecha 24 de diciembre de 2013, dicatada en el expediente R-468/2013, por el Titular del Área de Responsabilidad del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación Pública, por los motivos y fundamentos vertidos en el último considerando del presente fallo", señala el punto IV de la resolución del TFJA Novena Sala Regional Metropolitana en torno al expediente número 1522/18-17-09-7 promovido por el profesor José Alfredo Chávez Ruiz y su abogado en enero de 2018.

El último considerando al que hace referencia la resolución señala literalmente que "el Tribunal Colegiado de Circuito a quien corresponde conocer del mismo, de estimar fundados los agravios opuestos y pronunciarse en el sentido de revocar la resolución de la Sala, lógica y jurídicamente tendría que ordenar a ésta que llevara a cabo el análisis de los conceptos de anulación cuyo estudio omitió.  Además, el orden lógico del análisis de los conceptos de nulidad estriba en que, primero, deberán analizarse los motivos de ilegalidad que puedan llevar a declarar la nulidad lisa y llana de la resolución y si alguna resultó fundada, es suficiente para declarar la nulidad aludida, sin que sea necesario estudiar los siguientes motivos de invalidez, pues por su naturaleza, en términos del artículo 238, del Código Fiscal de la Federación, produce la nulidad citada y excluye el estudio de las restantes". 

Tras salir a la luz en octubre de 2017 la inhabilitación de diciembre de 2013, de la que ni las autoridades de Chihuahua ni el propio funcionario tenían conocimiento hasta esa fecha, José Alfredo Chávez Ruiz decidió presentar su renuncia a la coordinación de la CESPD en Chihuahua para aclarar este asunto y limpiar su imagen de cara a la opinión pública. 

Es así que tras comprobar que en el sistema obraba la citada inhabilitación en su contra por 10 años (hasta diciembre de 2023) y realizar un minucioso análisis junto a su abogado, Chávez Ruiz presentó recurso legal ante la justicia federal en enero de 2018 y después de prácticamente todo el año en revisión el 11 de diciembre pasado el Tribunal Federal de Justicia Administrativa en pleno votó a favor y dictaron la sentencia de que era improcedente la inhabilitación, instruyendo notificar de la resolución al órgano de control interno de la SEP y la Secretaría de la Función Pública. Además les ordena dejar sin efectos la inhabilitación y a estas alturas tan sólo resta  que la sanción sea bajada del sistema, para lo cual las autoridades disponen de un plazo de 30 días hábiles.

El Puntero se puso en contacto con el profesor Chávez Ruiz quien calificó de "importantísima" y de "un logro" para él la resolución del TFJA al permitirle remediar el agravio en su contra y poder disipar cualquier atisbo de duda sobre su desempeño como funcionario al servicio de la educación y la sociedad. Y es que aseguró que no estaba dispuesto a que nadie tirara a la basura "mi capital" consistente en 36 años al servicio del magisterio y su calidad moral para opinar sobre cuestiones relacionadas con el ámbito educativo. 

Las autoridades estatales, incluyendo el propio gobernador Javier Corral Jurado y el secretario de Educación y Deportes, Carlos González Herrera, ya estarían al corriente de la resolución judicial a favor de Chávez Ruiz.

"En lo particular me preocupaba, me preocupó y me ocupó se dieran las aclaraciones correspondientes", afirmó el profesor, apuntando que el caso "se revisó, se revisó bien y se aplicó la justicia como debe de ser"  y se dejaba atrás esa imagen que pudiera haberse creado en torno a su desempeño público. 

De hecho, cabe recordar que Chávez Ruiz defendió, si así se puede decir, su inocencia "desde el principio, por una sencilla razón, porque yo desconocía la supuesta inhabilitación", congratuládose porque ahora la justicia administrativa federal la dejara sin validez al considerar que no se notificó bien ni se daban los elementos suficientes para aplicarle una sanción de ese tipo, la inhabilitación por hasta 10 años. 

El ex delegado de la SEP en Yucatán y ex coordinador de la CESPD de Chihuahua denunció haber sido víctima de un "procedimiento amañado".

"Para mí era super importante que esto se aclarara por mi trayectoria, que siempre he tenido y lo hice por los cauces institucionales, por el Tribunal Federal Justicia Administrativa, porque yo estaba seguro que no había ninguna irregularidad y no la ha habido en mi actuar", aseveró. 
 
"Es importantísimo para mí, un logro, estamos recuperando un prestigio que siempre hemos tenido, y un prestigio de lucha, de estar siempre haciendo los señalamietos cuando las cosas están mal", agregó Chávez Ruiz, enfatizando que "me sentía siempre y me siento con la calidad moral para hacer señalamientos en materia educativa, después de más de 30 años contribuyendo a que se vaya mejorando", en un ambiente muchas veces crítico.

Hizo hincapié en que para él "era esencial" que se aclarara esta situación, no para contestar a nadie, sino que "lo hice por mí mismo", afirmando que desde el mismo momento de su salida de la CESPD esas puertas quedaron cerradas. "Eso quedó atrás, las cosas han seguido y yo he seguido haciendo señalamientos de irregularidades, si no se atendieron eso es otra cosa", refirió. 

Y es que aseguró que sus 36 años al servicio del magisterio y la educación, buena parte de ellos desde la administración pública, constituyen todo su capital y, por nada del mundo, estaba dispuesto a permitir que nadie lo viniera a "tirar a la basura" y más por una venganza de índole política. 

Volviendo al origen y contexto del proceso administrativo, como ya hiciera en su día, el profesor recordó que él realizó su entrega- recepción de la Delegación de la SEP en Yucatán en el 2009, "nunca se hizo absolutamente ninguna auditoría o acción puesto en entre dicho mi actuar (...) nunca recibí ninguna notificación".

Refirió que cuando se retiró de dicho encargo dejó de referencia sus domicilios en Mérida y Chihuahua, mostrando su sorpresa por haberse enterado de su inhabilitación 8 años después y no menos sorprendente que ésta fuera dictada cuatro años después de haber abandonado el cargo en Yucatán. 

Tras apartarse de la CESPD para iniciar su lucha legal, Chávez Ruiz señaló que "lo primero que hago es acudo al órgano de control interno para que me notifique, la sorpresa es que sí encontramos esa situación, demandé al órgano de control interno por todo el proceso amañado".

Aseguró que el proceso en su contra estuvo "tan amañado", que no sólo nunca se le notificó, sino que "utilizaron inclusive domicilios falsos" para simular una supuesta notificación en un domicilio de la colonia Lealtad en Chihuahua capital cuando "yo ni siquiera conozco la colonia Lealtad".

Es por ello que a finales 2017 se trasladó a la Ciudad de México, analizando el expediente y advirtiendo una "serie de inconsistencias garrafales", empezando por la resolución cuatro años después de que abandonara el encargo "porque ya les estaba prescribiendo el asunto". 

En este mismo sentido, apuntó un hecho poco común como que el dictamen del Titular del Área de Responsabilidad del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación Pública fuera emitido en pleno 24 diciembre a las 11 de la noche de Nochebuena. 

"Así como esos elementos se encontraron cantidad", denunció Chávez Ruiz, advirtiendo que al igual que otros servidores fue víctima de "venganzas de tipo político", ya que "había una nueva administración" del PRI encabezada por Enrique Peña Nieto y él  había trabajado con una administración del PAN.