Séptima Posada: Nuestra casa común tiene muchos dolores

Por: Presbítero Camilo Daniel Pérez

Por: Presbítero Camilo Daniel Pérez

 

Esta reflexión se puede hacer después de pedir posada y hayan entrado todos.
 
INTENCIÓN: TOMEMOS CONCIENCIA DE CUIDAR NUESTRA CASA COMÚN, NUESTRO ENTORNO, PARA QUE VIVAMOS MÁS HUMANA Y FRATERNALMENTE. ES LA CASA QUE DIOS NOS DIO COMO POSADA. 
 
1.- Iniciemos nuestra reflexión con un canto
 
2.- En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.
 
3.- Explicación del tema NUESTRA CASA COMÚN TIENE MUCHOS DOLORES
 
Actualmente sufrimos un grave deterioro ecológico, que se manifiesta en la utilización de químicos en la agricultura que contaminan la tierra y el agua. La emisión de gases que contaminan el aire y causa el calentamiento global que afecta los ciclos de lluvia.
 
Las grandes empresas nacionales y trasnacionales siguen contaminando y privatizando los recursos naturales, principalmente el agua. Hay una sobrexplotación de la tierra, de los mantos acuíferos y de los bosques con fines lucrativos. Muchas empresas madereras destrozaron y explotaron los bosques y nunca reforestaron. 
 
También empresas mineras han explotado y contaminado muchos territorios. Las grandes industrias nacionales y trasnacionales tienen la ganancia económica como su principal valor, solo quieren ganar y no les interesa el daño que hacen a nuestra madre tierra.
 
Todavía utilizamos de manera desmedida muchos materiales desechables, no biodegradables. Los municipios no tratan las aguas negras o residuales, los basureros son a cielo abierto, ni separamos los residuos sólidos, ni los reciclamos, y muchos desechos contaminados son arrojados a los arroyos, ríos, lagunas y al mar.
 
Falta una educación que garantice una conciencia ecológica. Por la corrupción algunos proyectos ecológicos del gobierno no se realizan.
 
- ¿En nuestra región, cómo se manifiesta el deterioro ambiental?
 
4.- Reflexión de la Palabra De Dios
Abramos nuestro corazón y mente para escuchar la Palabra de Dios. Leamos:
Génesis 1, 29- 31: Y dijo Dios: -Miren, les entrego todas las hierbas… todos los árboles frutales… todos los animales de la tierra…todas las aves del cielo… todos los reptiles de la tierra… todo ser que respira… Y así fue. Y vio Dios todo lo que había hecho: y era muy bueno. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.
 
Lector 2: Escribe el Papa Francisco en su Encíclica sobre la Ecología (Laudato Si): “Toda pretensión de cuidar y mejorar el mundo supone cambios profundos en los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad.” (No. 5) Hay que pasar “del consumo al sacrificio, de la avidez a la generosidad, del desperdicio a la capacidad de compartir…” (No.9)
 
- Preguntémonos: ¿Cómo cuido y trato las cosas que me rodean: las plantas, los lugares públicos, los animalitos, la casa donde vivo y, sobre todo, cómo trato a las personas que me rodean?
 
5.- Oración final. Cántico de San Francisco: “Alabado seas mi Señor”. Lo puede decir una sola persona.
 
Alabado seas, mi Señor,
Con todas tus creaturas,
Especialmente el hermano sol,
Por quien nos das el día y nos iluminas.
 
Y es bello y radiante con gran esplendor,
De ti, Altísimo,
Lleva significación.
 
Alabado seas, mi Señor, 
Por la hermana luna y las estrellas,
En el cielo las formaste
Claras y preciosas, bellas.
Alabado seas, mi Señor,por el hermano viento
Y por el aire, y la nube y el cielo sereno,
Y todo tiempo,
Por todos ellos a tus creaturas das sustento.
 
Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua,
La cual es muy humilde, y preciosa y casta.
 
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
Por el cual iluminas la noche, y es bello, y alegre y vigoroso y fuerte. AMÉN.