Posadas con reflexión

Por: Presbítero Camilo Daniel Pérez

Por: Padre Camilo Daniel Pérez
 
20 de diciembre
 
QUINTA POSADA/TEMA 5
 
PUEBLOS ORIGINARIOS, RESISTENCIA Y ESPERANZA
 
Esta reflexión se puede hacer después de pedir posada y hayan entrado todos.
 
INTENCIÓN: DARLES POSADA A NUESTROS HERMANOS INDÍGENAS EN NUESTRO CORAZÓN Y EN NUESTRA SOCIEDAD, SIN MARGINARLOS Y RECONOCIENDO SU CULTURA Y SUS DERECHOS COMO PUEBLO. QUE NO LOS VEAMOS COMO UN MERO FOLKLORE
 
1.- Iniciemos nuestra reflexión con un canto.
 
2.- Decimos todos: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Amén.
 
3.- Situación: PUEBLOS ORIGINARIOS. RESISTENCIA Y ESPERANZA.
 
Lector 1: ?La nación mexicana es un mosaico multicultural, de gran riqueza y diversidad de sus pueblos originarios. El México actual es un México pluricultural, con una composición multiétnica y multilinguística que posee aún hoy nuestro país.
 
En el conteo de población son entre 12 a 15 millones de indígenas, y en el año 2000 se contaban 85 lenguas en México.
 
Lector 2:?Los pueblos originarios son los habitantes primeros de los territorios que hoy forman nuestro país. Son los descendientes de las poblaciones que habitaban estas tierras antes de la conquista por los españoles.
 
Lector 1:?Los pueblos originarios, tienen su propia cultura, su historia, sus tradiciones, su cosmología y una forma de vivir con un arraigo profundo a los territorios que habitan. Muchos pueblos originarios han conservado su organización política, social y cultural.
 
Lector 2:?Actualmente muchos indígenas se han visto forzados a emigrar a las ciudades, a otros Estados, y hasta al extranjero, en busca de mejores condiciones de vida. Esta migración ha sido forzada por la pobreza, por el despojo de sus tierras, por la falta de trabajo, por la explotación y discriminación. Han sufrido, por las precarias condiciones de salud, por el rezago educativo, por los escasos servicios en su vivienda: sin agua, sin luz, sin drenaje, por la violencia, y por la violación de sus derechos humanos.
 
Lector 1:?Debido a la migración interna se puede decir que hay descendientes de los pueblos originarios por todo el territorio nacional. Es común observar grupos de etnias o lenguas indígenas residiendo en ciudades industriales, en ciudades fronterizas, en campos agrícolas, en ciudades y centros turísticos.
 
Lector 2:?La población indígena es uno de los grupos más vulnerables y marginados de la sociedad mexicana.
 
- Preguntémonos: ¿Cómo tratamos a nuestros hermanos indígenas que conviven con nosotros: Pimas, Tarahumares, etc.?
 
4.- Reflexión de la Palabra De Dios
 
?El pueblo de Israel en transcurso de su historia, fue descubriendo su identidad como pueblo, adquirió conciencia de sus orígenes, de sus raíces, y se esforzó por transmitir a las nuevas generaciones esa conciencia histórica de su caminar como pueblo y su fe.
 
??Escuchemos con atención ?Deuteronomio 26, 8 – 10ª:
 
El Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte, con brazo extendido, con terribles portentos, con signos y prodigios, y nos trajo a este lugar y nos dio esta tierra, una tierra que mana leche y miel. Por eso traigo aquí las primicias de los furtos que me diste, Señor. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.
 
NUESTRA TAREA
 
?Lector 2: ?Todos, tanto las autoridades, las organizaciones y los ciudadanos, tenemos como tarea pendiente, colaborar para que los pueblos originarios, puedan tener derecho a la educación, a la salud, al empleo, a una vivienda digna, al acceso al desarrollo, al reconocimiento y control de sus territorios.
 
?Lector 1:?La población indígena de México es un actor importante en esta etapa de cambios y transformaciones. Por eso todos bebemos valorar y respetar a nuestros pueblos indígenas y a aprender de ellos.
 
5.- Oración final
 
Todos vamos a ir repitiendo la siguiente oración:
 
“Señor Jesús, te damos gracias por la diversidad de culturas, lenguas y tradiciones que existen en el mundo. Todos conformamos la especie humana, la que creaste por amor y uniste en un proyecto en común. De ti aprendemos a valorar a cada persona que existe en el planeta.
 
Ayúdanos a no caer en la tentación de marginar a nadie por ser distinto a nosotros. Enséñanos a valorar a las personas no por las apariencias físicas, sino por lo que hay de noble en su corazón
 
.Amigo Jesús, ayúdanos a aceptar con paz y alegría nuestros rasgos físicos; sin ellos no seríamos quienes somos. Este es el color de nuestra piel, de nuestros ojos, y de nuestro cabello; Este es el cuerpo que tenemos. Te damos gracias por ello y te pedimos que nos ayudes a cuidarlo y a respetarnos siempre en nuestra comunidad.. Amén
 
21 de diciembre
 
SEXTA POSADA/TEMA 6
 
VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA
 
Esta reflexión se puede hacer después de pedir posada y hayan entrado todos.
 
INTENCIÓN: DARLES POSADA A LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA ANTE LA PÉRDIDA DE SUS SERES QUERIDOS ASESINADOS O DESAPARECIDOS. DENUNCIEMOS LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL Y HAGAMOS CONCIENCIA DE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR.
 
1.- Iniciemos nuestra reflexión cantando: “Ven señor no tardes”.
 
2.- Oración inicial
 
En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
?
3.- Motivación
 
?Hoy vamos a celebrar nuestra posada teniendo presente a todas las familias que han perdido la paz a causa de la violencia del crimen organizado. Tendremos presentes a los hogares destruidos o en dificultades a causa de la violencia intrafamiliar. También tengamos en cuenta a quienes han sufrido violencia en sus derechos a causa de la corrupción e impunidad en las instituciones gubernamentales.
 
4.- Explicación del tema
 
En resumen, los obispos mexicanos dicen en su Carta Pastoral: “Que en Cristo nuestra Paz, México tenga vida digna”:
 
México está viviendo una situación en que los diversos tipos de violencia se han agudizado:  Violencia delincuencial, violencia intrafamiliar, feminicidios, homofobia. Esta violencia es una realidad con muchas dimensiones y es causada por factores de muy diversa índole:
 
- Factores en la actividad económica: Modelo económico que favorece a grandes empresas, pero excluye a las mayorías. Pobreza y desigualdad económica. Desempleo y subempleo.
 
- Factores en la vida política: Inseguridad ciudadana. Inadecuada, insuficiente procuración de justicia, impunidad. Violencia institucionalizada. Violaciones a los derechos humanos por las fuerzas de seguridad.
 
- Factores en la vida social: La desigualdad social. El ejercicio desigual del poder en la vida familiar y social (machismo, sexismo, por ejemplo). Violencia contra las mujeres y contra los niños. La violencia que padecen los jóvenes: pandillerismo, bullying, crimen organizado, en la familia.
 
- Factores en la cultura: Emergencia educativa: insuficientes oportunidades de educación para todas y todos, educación de mala calidad. Medios de comunicación que fomentan la cultura de la violencia. Pérdida de valores. En la religión: clericalismo, machismo, prácticas como la pederastia.
 
5.- Reflexión: En Cristo, no hay lugar para la violencia.
 
Jesús rechazó la violencia como forma de sociabilidad y lo mismo pide a sus discípulos al invitarlos a aprender de su humildad y mansedumbre (Mt,. 11,29). Para romper la espiral de violencia, recomienda poner la otra mejilla (Mt. 5,39), perdonar siempre (Mt. 18,22) y amar a los enemigos (Lc. 6,35), paradoja incomprensible para quienes no conocen a Dios o no lo aceptan en sus vidas. (Que en Cristo nuestra Paz, México tenga vida digna)
 
Reflexionemos:
 
Entre las cosas que sugieren los Obispos a realizar nos hablan de la Educación para la paz:
 
Si queremos responder al mal con la fuerza del bien, tenemos que educarnos para la paz; esto significa sacar desde dentro, desde lo más íntimo, desde nuestra mente y desde nuestro corazón, pensamientos y sentimientos de paz que se expresen a través de un lenguaje y de gestos de paz. Educar para la legalidad haciendo conciencia sobre la dimensión ética de toda actividad humana. Ser ciudadanos para la paz incidiendo en la cultura, en la política y en lo social. Como cristianos trabajemos por la reconciliación social y, sobre todo, oremos por la paz. La oración infunde valor y sostiene a los verdaderos amigos de la paz.
 
6.- Hagamos la oración por la paz:
 
Señor Jesús, Tú eres nuestra paz, mira nuestra Patria dañada por la violencia y dispersa por el miedo y la inseguridad.
 
Consuela el dolor de quienes sufren, da acierto a las decisiones de quienes nos gobiernan. Toca el corazón de quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte. Dales el don de la conversión.
 
Protege a las familias, a nuestros niños, adolescentes y jóvenes, a nuestros pueblos y comunidades.
 
Que como discípulos misioneros tuyos, ciudadanos responsables, sepamos ser promotores de justicia y de paz, para que en Ti, nuestro pueblo tenga vida digna. AMÉN.