Cuando en las instituciones (educativas) los aduladores prosperan y los críticos se esconden, hay corrupción institucional: Santos Guerra

Chihuahua, Chih.- El Catedrático Emérito de la Universidad de Málaga, España, el Doctor Miguel Ángel Santos Guerra, manifestó esta mañana de forma tajante durante su intervención en el Congreso Internacional de Investigación Educativa de la Rediech que “cuando en las instituciones (educativas) los aduladores prosperan y los críticos se esconden, hay corrupción institucional”.

Así lo refirió al hablar sobre los mitos y verdades de la labor docente y los problemas y topes que impiden un buen desempeño de la labor, que dificultan el aprendizaje e instalan a los docentes y las instituciones académicas en la certeza por miedo a la incertidumbre y a la autocrítica.

Santos Guerra sostuvo que es mentira que hay formas inequívocas de saber si el aprendizaje se ha producido, afirmando que si se metía un mismo ejercicio en diferentes correctores obtiene diferentes resultados.

Afirmó que los maestros “educamos como somos”, que era falso que solo aprenden los alumnos, “de los alumnos también aprendemos”, así como que también es falso que los alumnos solo aprendan conocimiento y sólo aprendan de los profesores.

Habló de cinco fases decisivas en la etapa docente: la decisión que lo llevó a ser docente - argumentando que hay quienes pudieran tener ricos argumentos iniciales que pueden empobrecerse por el camino o pobres motivos iniciales que se van enriqueciendo-, la formación inicial, la selección del profesorado, el desarrollo profesional y la jubilación.