AYOTZINAPA: 4 AÑOS

Por: Rosalío Morales Vargas

Por: Rosalío Morales Vargas

 

Incertidumbre que no acaba,

en el desasosiego de las horas densas,

separación aciaga con sus días grises,

y su atavío de sufrimiento desolado.

 

Noches y madrugadas de insomnio pertinaz,

pobladas de recuerdos y nostalgia,

angustia sin fronteras, sin orillas,

extendida en el manto del ansia y la tristeza.

 

Salobre llanto

El tiempo en vilo

Mordiente duda

Salto al vacío

Agobio al alma

Arduo camino

 

Coordenadas de horror que se entrecruzan,

en los cuadrantes del silencio y el oprobio,

chacales al acecho en las tinieblas,

pergeñando el boceto de la infamia.

 

Y sin embargo aquí permanecemos,

en la batalla por la verdad y la justicia,

y sin vacilación, descanso o titubeo,

luchamos hasta hallar su paradero.