Visitan padres, docentes y directivos del CAM Juan Jacobo Rousseau terrenos ofrecidos por la SEyD para construir el nuevo centro; Pedirán acuerdo se plasme por escrito

Chihuahua, Chih.- La tarde de ayer miércoles una amplia comitiva compuesta por padres de familia, docentes y las directoras de ambos turnos del Centro de Atención Múltiple Juan Jacobo Rousseau 7009 (Matutino) y 7010 (Vespertino) visitaron los terrenos de 5 mil metros cuadrados que un día antes la Secretaría de Educación y Deporte les ofreció en las antiguas ferias, a la salida a Aldama, para la edificación de un nuevo CAM “a la medida” con todas las necesidades no sólo para acoger a los 89 alumnos con capacidades especiales que atiende en la actualidad, sino para aumentar su matrícula. La mayoría de los interesados dieron su visto bueno, salvo algunos padres que externaron sus reservas alegando que se trataba de un emplazamiento algo alejado. Por lo pronto, hoy estarán haciendo acto de presencia en las oficinas de la SEyD para que ésta plasme el acuerdo por escrito para que no se les escape esta gran oportunidad de crecimiento.

Un día después de recibir la propuesta de parte del titular de la SEyD, Pablo Cuarón Galindo, y el subsecretario de Planeación y Administración, Alfedo Attolini Pesqueira, padres, maestros y alumnos se desplazaron acompañados de responsables de la secretaría e ingenieros a los terrenos contiguos a la Universidad Tecnológica de Chihuahua Sur y el Colegio de Bachilleres de Chihuahua Plantel 21.

Éste cuenta con una extensión de 5 mil metros cuadrados, lo que representa un incremento considerable respecto al edificio donde actualmente opera el CAM 7009-7010, en la calle 47 y Ojinaga, donde cuentan con apenas 650 metros cuadrados.

Según la directora del turno matutino, Gabriela Flores, tras conocer los terrenos, vieron el ofrecimiento como una gran oportunidad, mientras que entre los padres hubo disparidad de pareceres, ya que mientras algunos se mostraron contentos, otros externaron su inconformidad alegando la lejanía de las instalaciones y pusieron en consideración que sus hijos no toleran el tiempo de traslado en un camión.

Padres y maestros solicitan a la secretaria que de darse la oportunidad de contar con estos amplios terrenos se vea plasmada en un documento formal y los interesados esperan que en próximos días se firme un acuerdo donde se establezcan los compromisos, fechas probables de las etapas de construcción, la donación del terreno, transporte para los alumnos, etcétera.

Acompañaron a los padres, docentes y directoras durante la visita la directora de Educación Básica de la SEyD, la maestra Vianney Acosta, el ingeniero integrante de Planeación, Pedro Rodríguez, Julieta Sepúlveda, y la inspectora Sonia Soto, quienes reiteraron a los invitados la total apertura de la Secretaría para estar permanentemente en contacto durante el proceso de construcción para que el futuro CAM “sea un traje a la medida de lo que se requiere”.

Desde el Juan Jacobo Rousseau les trasladaron que ya traían por escrito lo correspondiente a la primera fase e hicieron alusión a la existencia de un proyecto universal de construcción en la Ciudad de México con las especifidades para los Centros de Atención Múltiple.

Desde la Subsecretaría de Planeación afirmaron que se buscaba que fuera un proyecto grande, que trajera más alumnado y apuntaron la posibilidad de que en caso de que así fuera el CAM pudiera contar con un transporte especial para el traslado de sus especiales alumnos tanto de sus domicilios como en caso de requerir atención médica en algún hospital.

Mientras, los padres y docentes enfatizaron la voluntad de que se cumplieran el plazo 8 meses anunciado por Attolini para contar y tener disponible la primera fase, proponiendo que ésta consistiera en las aulas, para poder ir ocupando las instalaciones y haciendo uso de ellas progresivamente.