Que Corral suelte la matraca y agarre las riendas del gobierno del estado: presidente Consejo Estatal de Morena

Chihuahua, Chih.- Resulta sorprendente que ante la ingobernabilidad que reina y predomina en el estado de Chihuahua, el Gobernador Corral prefiere dedicar su tiempo a ser matraquero de la campaña de Ricardo Anaya, el candidato acusado de lavado de dinero y otras operaciones ilícitas; es inaudito que en lugar de asumir la enorme responsabilidad que le confirieron los chihuahuenses como Gobernador del Estado opte por viajar de un estado a otro para apoyar las campañas de los candidatos del llamado Frente. 

El mayor problema es que esa irresponsabilidad y desatención a los graves problemas de Chihuahua por parte de Corral ha provocado que el estado padezca una severa crisis de inseguridad e ingobernabilidad que asfixia a los chihuahuenses.

A pesar de que la escalada de violencia es recurrente y golpea duramente al estado, ello no es motivo suficiente para que el Gobernador centre su atención en atender dicha problemática, pareciera que a Corral,  como coloquialmente se dice, “no le ha caído el veinte de que tomó protesta como Gobernador Constitucional del Estado” y siente que sigue siendo legislador de oposición, sin ejercer su responsabilidad como jefe del ejecutivo estatal.

Ante el rotundo fracaso del gobierno que prometió un “Nuevo Amanecer” y ante la nula voluntad política de Corral para asumir con responsabilidad el papel que le toca desempeñar, lo conminamos a que cumpla con su encargo como gobernador o  bien, presente su renuncia  para poder dedicarse de tiempo completo a hacer activismo a favor de su partido, puesto que quien está pagando el costo de sus errores e irresponsabilidad es el pueblo chihuahuense, que luego de padecer un gobierno corrupto y depredador como el de Duarte hoy sufre de un gobernador ineficaz y mediocre que no resuelve los problemas más elementales y dedica su tiempo y energía a apoyar a un candidato corrupto, defensor del modelo económico que ha hundido al país y acusado de lavado de dinero, entre otros ilícitos.

La conducta y el papel desempeñado por Corral demuestran que el PRI y el PAN han sido incapaces de sacar adelante a Chihuahua, de combatir los males que aquejan a los chihuahuenses y garantizar el bienestar de nuestro pueblo, es un elemento más que nos lleva a confirmar que es necesario derrotar electoralmente el PRI-AN para implementar un gobierno democrático y eficaz que atienda las demandas más sentidas de nuestro estado, esa opción es la que representa Morena.