Con premeditación y alevosía gobierno trató de cerrar anoche brecha liberada por ejidatarios, pero rápida movilización de estos lo impidió, nuevamente

 Chihuahua, Chih.- Con premeditación, alevosía y aprovechando la oscuridad de la noche gobierno del estado intentó la noche de ayer martes bloquear la brecha liberada el pasado 10 de abril a un costado de la Caseta Sacramento por los habitantes de los ejidos entre el kilómetro 31 y 101 de la carretera a Juárez hasta Ojo Laguna, pero nuevamente no logró llevar a cabo su cometido debido a la rápida movilización de alrededor de medio centenar de ejidatarios encabezados por Fernando Flores. 

Miembros de estas comunidades refirieron que desde la mañana de ayer se habían sucedido las amenazas en forma de rumores a través de grupos de WhatsApp y de que a las 8 de la noche gobierno iba a cerrar la brecha. Si bien en principio los líderes desestimaron las posibilidades de que gobierno llevara a caba una acción en ese sentido, las declaraciones del secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, hablando de que se habían entregado ya miles de tarjetas de tasa 0, cuando éstas apenas superarían las 100, reactivó la precaución por parte de los ejidatarios que enviaron a una pequeña comitiva para estar pendiente de lo que pudiera ocurrir en la brecha. 


Fue alrededor de la 20:45 horas, ya con con gente de las comunidades desplazada, cuando arribó al lugar un camión cargado con vallas de concreto y un trascabo para perforar, resguardados por un importante número de patrulas de la Estatal. 

No obstante, la rápida movilización de más de 50 ejidatario impidió la acción de gobierno y los trabajadores del estado y los representantes de Gobernación no pudieron poner las vallas y tras marcar en diversas ocasiones al director de Fomento Agropecuario de la Secretaría de Desarrollo Rural, Martín Solís Bustamante, - quien ha llevado las negociaciones de parte de gobierno- no tuvieron otra alternativa que desistir de su intención y retirarse. 

El Ingeniero Fernando Flores manifestó a este medio que "en un acto de celada que es equivalente el término al de traición, el gobierno del estado aprovechando la oscuridad de la noche trata de bloquear la brecha que hemos tenido abierta desde el 10 de abril y que ha intentado tapar en diferentes ocasiones". 

Destacó la rapidez con la que se movilizaron los ejidatarios para impedir este "acto aberrante del gobierno", "premeditado y con ayuda de policías", y que enfatizó gracias a la participación de la gente se pudo evitar.

Flores no dejó pasar la ocasión para denunciar que el origen de este intento autoritario habría tenido lugar desde temprana hora cuando Fuentes Vélez "en una manera desvengozada anuncia que ya son miles de personas recibido apoyo de tasa cero, cuando escasamente son más de 100 y además son gente selectivamente escogidas por el gobierno y que son afines a los que tienen como representantes en diferentes comunidades".

Además agregó que "abiertamente nos amenazó una enviada de Gobernación de que terminadas las elecciones actuarán de forma más contundente para cerrarnos la brecha". Flores lamentó que gobierno esté politizando su actuar, "depende más de los votos", recriminando a los gobernantes que no tengan capacidad para negociar.