¿Cuántos más Eliabell?

Por: Maestros por la Dignidad

El peor enemigo de un docente son sus propios compañeros ellos se encargarán de ponerles trabas o de meter zancadillas para formar grupos de choque, esto conduce a que en muchos centros escolares, el colectivo realice su trabajo de manera individual, en soledad, es común que no exista “ambiente de trabajo” entre ellos, o que este sea irrespirable, provocando que los esfuerzos y las energías de los mismos pierdan eficiencia y/o eficacia, además de realizar, tremendos esfuerzos psicológicos para acudir a su trabajo. Esta situación se puede ver perfectamente ilustrada en el siguiente artículo.

¿Qué poderosa fuerza respalda a la directora Elia Abigail Ríos Domínguez de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos 2641 del Turno Matutino, Zona 46 que le da indicaciones al Coordinador Médico de la delegación Juárez de PENSIONES CIVILES DEL ESTADO, el Doctor Salvador Benjamín Hinojosa Hernández que no de incapacidades a su personal docente y administrativo?

Bueno, los mal pensados podríamos opinar de ésa manera, porque, sabe usted amable lector, ¿Si, su doctor familiar tiene o no la autonomía para otorgar una incapacidad en base a un cuadro clínico que presente el trabajador? ¿Qué usted puede estar en la lista negra de las personas que no les pueden dar incapacidad aún y la requiera?

Pues esto será posible si su jefe inmediato pone una queja de inconformidad porque a usted le están dando incapacidades continuas y no estiman el tiempo para que alguien le sustituya en su trabajo, entonces la mejor idea es “inconformarse” si lo leyó usted bien, tal es el caso de la directora Elia Abigail Ríos Domínguez de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos 2641 del Turno Matutino, Zona 46 en Ciudad Juárez, que le da indicaciones al Coordinador Médico de Pensiones Civiles del Estado, de la delegación Juárez el Doctor Salvador Benjamín Hinojosa Hernández para que a ciertas personas (que no son de su clan) no se les dé certificado de incapacidad médica, aludiendo que “no están bien sustentadas”

Tal es el caso de la trabajadora manual Yaridia Yocelyn Barraza Almodovar y el Profr. Marío Alonso Roque Corona, quienes al presentar una enfermedad se les otorga una incapacidad médica pero por “no someterse” a los caprichos de la directora Elia Abigail Ríos Domínguez de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos 2641, esta autoridad encuentra la manera de tomar represalias en su contra.

En esta ocasión no sólo pone en duda un certificado de incapacidad, si no que evidencia el juicio o valoración médica del Doctor Gerardo Hernández Quiñones para otorgar el mismo ¿Quién se cree esta persona para denostar el trabajo de otros? ¿Qué evidencias mostró, para decir que sus informantes en funciones docentes vigilan “a sus empleados” dentro y fuera de la escuela? ¿No le basta con tener ya las cámaras dentro de las instalaciones, que también envía a vigilar a las calles de la ciudad a su personal?

¿A quién se debe el Coordinador Médico Benjamín Hinojosa Hernández, que con solo escuchar la versión de inconformidad la directora Elia Abigail Ríos Domínguez de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos 2641 Zona 46, tomó cartas en el asunto y le giró las indicaciones a los doctores de apegarse a los lineamientos de preinscripción? ¿Por qué no citó a los implicados para conocer su versión?

Así de simple, estimado lector, que un día al llegar a consulta médica a Pensiones Civiles, ahí sentado frente a usted en un pizarrón de corcho, este pegado un oficio para que “no le den incapacidades sin ser avaladas con congruencia clínico o diagnóstico terapéutico” al estilo de “los más buscados”

Pareciera una maligna broma ¿verdad? pero no lo es, por eso denunciamos públicamente la situación que viven algunos docentes, agréguenle por supuesto, que habrá quien diga que no debe quejarse del sueldo, ni de las condiciones laborales… Todos sabemos que eso lo haría un profesional, pero lo nuestro ha de ser la vocación.

¿SEGUIRAN LOS ABUSOS DE AUTORIDAD? ¿QUIÉN DETENDRÁ A ELIABELL?

¿Y LA ZONA SIN LEY APÁ… HASTA CUANDO?

MAESTROS POR LA DIGNIDAD