Blues de la Caravana del Norte

Por: ​Rosalío Morales Vargas

Marejadas de horror y un silencio ensimismado,

llegan de la adustez del dolor y la congoja,

el macilento ocaso en el día moribundo,

ha de rendir sus armas al orto de la aurora

 

Desde el hostil y ardiente  desierto al altiplano,

rumbea la caravana timbrando la memoria,

para que crujan las madrugadas del olvido,

ha levado sus anclas en la frontera roja.

 

Denuncia impunidades y crímenes de odio,

impreca la rapiña, el saqueo y la modorra,

truena en la densidad de la inercia y la apatía,

hace otras narrativas y cuenta otras historias.

 

Taladra con su voz los recintos del poder,

punza la podredumbre de arriba en esta hora,

rezga los velos de parsimonia y de cinismo,

exhibe al sicariato de fétidos aromas.

 

Convoca a l@s de abajo a emprender la resistencia,

un mundo diferente emerge entre las sombras,

la dignidad se muestra, los ánimos se agitan,

con cánticos vehementes de lucha y de victoria.