¿Y la zona sin ley apá?

Por: Maestros por la Dignidad

Un clima laboral docente orientado a la promoción del aprendizaje supone la existencia de comunicación, cooperación, intercambio, integración y establecimiento de valores entre los mismos. En este sentido, la escuela se  establece como una comunidad abierta a la autocrítica y dispuesta a desarrollar acciones de aprendizaje organizacional, por lo tanto el hostigamiento laboral, NO es viable para mejorar las condiciones académicas y de atención de la población más vulnerable de nuestro estado, como son los alumnos con discapacidad y aptitudes sobresalientes.

“Maestros por la dignidad” son firmes en denunciar públicamente a la Inspectora de Educación Especial Zona 99, del Subsistema Estatal en Ciudad Juárez, Licenciada en Psicología María Guadalupe Badillo Montes, quien se ha dedicado a fomentar un pésimo ambiente de trabajo basado en el hostigamiento, difamación y acoso del personal mismo que las autoridades educativas y/o administrativas ya están enteradas por las denuncias y quejas ante La Secretaría de la Función Pública además de la Comisión de Derechos Humanos, por varios docentes que han sido vulnerados, por esta pseudolíder.

Dentro de sus fechorías Badillo, subastó al mejor postor los espacios de U.S.A.E.R. únicos en la ciudad (amplias instalaciones, con baños y cubículos específicos para la atención de los alumnos con discapacidad y aptitudes sobresalientes) atrayendo el turbio interés de la Inspectora de la Zona Escolar 46 Margarita Angélica Meléndez Monarrez y la directora Elia Abigail Ríos Domínguez de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos 2641 del Turno Matutino, Zona 46 (dentro del edificio de esta escuela se encuentra el espacio mencionado) para apropiarse de esta área que fue donada por la FUNDACIÓN DEL EMPRESARIADO CHIHUAHUENSE, sin más que sus acuerdos en lo “oscurito” y por “sus pantalones” entrega del espacio de la U.S.A.E.R. 7502 y 7606 sin tomar en cuenta, ni a los directores responsables, ni al colectivo docente, ni a padres y madres de familia, pero lo más grave sin importarle dejar sin atención eficaz a la población más vulnerable de esta comunidad.

El 09 de octubre de 2017, por indicaciones de la Inspectora de la Zona Escolar 46 Margarita Angélica Meléndez Monarrez, la directora Elia Abigail Ríos Domínguez de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos, avaladas por la Inspectora de Educación Especial Zona 99 Badillo Montes, personal de la escuela Maestros Mexicanos INVADE las instalaciones, con la excusa de abrir un grupo, porque les quitarían a un trabajador manual y no había otro espacio en el edificio, ¡grandísima mentira! Este edificio cuenta con una de las mejores infraestructuras de la ciudad, tiene dos aulas con espacios amplios, excelente iluminación, además de clima artificial de los llamados “minisplit” donde se encuentran computadoras sin uso.

Es una vergüenza para el gremio magisterial que la supervisora de Educación Especial Zona 99 María Guadalupe Badillo Montes se preste a este tipo de fechorías, ya otorgado el espacio y sin una área donde laborar, el día 13 de octubre del 2017 ordena el cambio de sede a otra escuela, sin respetar la autonomía de gestión y del Consejo Técnico de las U.S.A.E.R. 7502 y 7606.

Respaldada por alguna autoridad, la inspectora Badillo puede hacer y deshacer en el nivel de Educación Especial, tanto con el personal docente además de afectar a 27 alumnos con necesidades educativas especiales, entre los cuales se encuentran personas con diferentes discapacidades además con aptitudes sobresalientes, esto es un vil acto un acto de discriminación, lejos de velar por la prioridad de la atención a esta comunidad, la supervisora Zona 99 María Guadalupe Badillo Montes en contubernio con la directora de la primaria Elia Abigail Domínguez Ríos y la supervisora de la zona 46 Margarita Angélica Meléndez Monarrez han estado obstaculizando, poniendo trabas y zancadillas al personal de trabajo del servicio de Educación Especial.

Este es un caso muy sonado en el gremio magisterial en Ciudad Juárez, ya que el nivel de educación especial se ha visto desmantelado, debido al nulo liderazgo efectivo de Badillo Montes, persona que de acuerdo a su función debería velar por el cumplimiento de la inclusión de los alumnos con discapacidad y aptitud sobresaliente, pero se enfoca en que los problemas que ella está generando en su zona no salgan a la luz pública, para no verse afectada debido a las denuncias que ya tiene en contra en la Secretaría De La Función Pública así como las quejas en Comisión De Derechos Humanos que la tienen en jaque y sobre todo por su dudoso y obscuro historial académico (en investigación).

Actualmente la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) No 7502 donde el profesor Ernesto Robles es director, se ha enfrentado a un sin número de dificultades por el mismo clima laboral que se fomenta desde la Inspección (personal dividido y/o no realizan sus funciones, alumnos sin atención eficaz y eficiente, sin integración y mucho menos inclusión) como es la situación del trabajador manual David Antonio García quien frecuentemente se presenta a laborar a las 4:00 pm (su turno inicia desde la 1:00 pm) bajo el argumento de que está estudiando una licenciatura en la UPN (campus Juárez), “privilegios que brinda la supervisora a discreción” sin embargo una vez que llega a las instalaciones atendidas por la unidad, lejos de tomar sus herramientas de trabajo y dedicarse a sus funciones se ocupa a platicar con los demás miembros del personal, también se le ha sorprendido en estado inconveniente dentro de las instituciones educativas.

Aunque el director ha intentado apoyarse en la inspectora Badillo para poner orden, la supervisora Badillo solo lo respalda cuando le conviene, pues si su imagen se ve perjudicada por alguna de las acciones del director, la inspectora inmediatamente se deslinda del problema y hasta termina regañándolo.

Ante esto, el prestigio del nivel de educación especial del subsistema estatal que tenía se ha ido perdiendo, en tiempos donde los marcos legales tienen como prioridad los derechos de los niños que pertenecen a poblaciones vulnerables-

¿Quién pondrá un alto a la inspectora María Guadalupe Badillo Montes? ¿Quién le exigirá que abogue por los derechos de los niños, que defienda sus espacios adaptados? en lugar de subastarlos al mejor postor, mismos que fueron creados por esfuerzos de maestros que la antecedieron ¿Quién le puede decir, que el título de supervisora de la zona 99 de educación especial conlleva a una gran responsabilidad moral, no es un dictamen para ser autoritaria y lograr que los maestros de la zona la veneren? ¿Quién le exigirá fomentar un clima escolar orientado a la promoción de aprendizaje, de una de las poblaciones infantiles más vulnerables, los niños con discapacidad y aptitudes sobresalientes?

Ante toda esta serie de situaciones y sin contar con el apoyo de su autoridad inmediata, el director del servicio educación especial de la U.S.A.E.R. 7502 Ernesto Robles por su propia cuenta estuvo defendiendo a capa y espada este espacio, tras gestiones en diferentes instancias en Ciudad Juárez, al no encontrar respuesta favorable acudió directamente a la oficina del Licenciado Fernando Robles Velasco encargado de Coordinación Jurídica haciendo entrega de un oficio y solicitud para el rescate de dicho espacio, el mismo Licenciado Fernando Robles Velasco al ver la gravedad del asunto gira un oficio el día 17 de mayo de 2018 a la Profra. Elia Abigail Domínguez Ríos, Directora de la Escuela Primaria Maestros Mexicanos 2641 que dice de la siguiente manera: (textual) “Por medio del presente, me permito informarle que las instalaciones que albergan los centros de trabajo de los USAER 7502 Y 7606, se encuentran exclusivamente destinadas para la impartición del servicio educativo en el sistemas de educación especial. 

En razón a lo anterior, solicito se abstenga de realizar cualquier acción tendiente a limitar la posesión o realizar cualquier acto de molestia respecto al inmueble destinado a los USAER 7502 y 7606. Esto en razón de que tanto la escuela primaria maestros mexicanos 2641 a su digno cargo, como los centros escolares referidos anteriormente forman parte del servicio educativo de educación básica que imparte esta secretaria de educación y deporte y ambos garantizan el cumplimiento a los artículos 3° y 4° de la Constitución General de la Republica.

No omito comentarle que de hacer caso omiso, se procederá de conformidad con la ley general de responsabilidades administrativas ante la secretaria de la función pública del poder ejecutivo del estado para determinar las sanciones a que haya lugar”

A la fecha los MAESTROS POR LA DIGNIDAD denunciamos públicamente los hechos, ya que el espacio no ha sido entregado. ¡Exigimos! que las autoridades educativas y/o administrativas pongan orden al “desorden” ocasionado por la supervisora de educación especial Licenciada en Psicología María Guadalupe Badillo Montes.

Cabe mencionar que esta es la segunda ocasión que la directora Elia Abigail Domínguez Ríos recibe tales indicaciones, la primera del Coordinador Regional de Educación del Subsistema Estatal Bernardo Ernesto Valdez Talamantes, haciendo caso omiso.

¿CONTINUARÁ DESTROZANDO EL NIVEL DE EDUCACION ESPECIAL LA SUPERVISORA BADILLO MONTES? ¿CUÁNTO TIEMPO MÁS AFECTARÁ LA INSPECTORA BADILLO A LOS ALUMNOS CON DISCAPACIDAD Y APTITUD SOBRESALIENTE? ¿SEGUIRAN LOS ABUSOS DE AUTORIDAD? ¿Y LA ZONA SIN LEY APÁ… HASTA CUANDO?

MAESTROS POR LA DIGNIDAD