Celebra Corral resarcimiento a Chihuahua de la sede de la Olimpiada Nacional frustrada hace dos años; El deporte es la gran doctrina universal que une a la humanidad, dice

Chihuahua, Chih.- En su intervención en la inauguración de la Olimpiada Nacional Juvenil 2018 el gobernador Javier Corral Jurado celebró la oportunidad que la Comisión Nacional de la Cultura Física y Deporte (Conade) le dio a Chihuahua de resarcir el daño sufrido hace dos años cuando ya comprometida no pudo ser sede de este gran evento deportivo. El titular del Ejecutivo aseguró que el deporte "es la gran doctrina universal que une a la humanidad", deseó éxito a los 11 mil deportistas participanes y les pidió que "desde sus trincheras se conviertan en portavoces de la paz".

El gobernador empezó su discruso previo a la declaratoria inaugural dando las gracias a las autoridades presentes en el inicio de este evento tan esperado por todos los chihuahuenses, con una especial dedicatoria al director general de la Conade, Alfredo Castillo Cervantes, por su contribución para "resarcir a los chihuahuenses de esta importante sede que hace dos años estuvo ofertada pero no se pudo concretar".

Corral manifestó que era un privilegio recibir a tantos atletas llenos de talento y muestra de la gran reserva de deportistas con la que cuenta México. Enfatizó que habían llegado a esta Olimpiada por su dedicación y empeño. 

Recordó que fue en 1996 cuando se creó el máximo evento olímpico nacional, que desde entonces ha sido semillero de grandes atletas ganadores de medallas en competencias internacionales. 

Enfatizó que era un honor ser durante algo más de un mes anfitriones de 11 mil deportistas e instructores venidos desde toda la República, más aún en este año 2018 que se conmemoraban 50 años de las Olimpiadas de México'68.

Destacó la apuesta decidida de Chihuahua por ser sede de este evento, felicitando a Juan Pedro Santa Rosa, director del Instituto Chihuahuense del Deporte por haberlo logrado, mostrándose convencido de que Chihuahua iba a trascender por su sede y anfitrionía.

Como ya señaló en diversas ocasiones con anterioridad, Corral reiteró que el deporte era fundamental para el cambio, recordando el viejo apotecma latino "Mente sana en cuerpo sano", así como que la OMS que el deporte es un facilitador importante del desarrollo sostenible pues contribuye al desarrollo y la paz promoviendo el respeto, la cooperación y la tolerancia.
 
"El deporte es la gran doctrina universal que une a la humanidad, todas y todos los atletas aquí presente darán muestra de ello en los próximos días", aseveró. 

Prosiguió refiriendo que al final era muy probable que su esfuerzo llevara a muchos de los jóvenes participantes en esta Olimpiada Nacional Juvenil a representar a su país, invitándolos a que den su mejor esfuerzo con la meta de conseguir su mejor marca durante la actual competencia.

Concluyó haciendo hincapié en que estos jóvenes deportistas ya eran un ejemplo de perseverancia y disciplina, asegurando que no les deseaba suerte porque esa no la necesitaban, sino que lo que les deseaba era el éxito "no sólo en el deporte, sino en la vida".