Video: Educadoras revientan festejo de la Sección 8 para apoyar a compañeros de la 42 y exigen a Rosy Hernández convocar de una vez a la base para unirse a la lucha

Chihuahua, Chih.- Un grupo de maestras federales reventaron el evento organizado por la Sección 8 del SNTE y los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua en la capital para festejar -tras cuatro años sin hacerlo- a las educadoras por su día y saltándose el protocolo le exigieron a la secretaria general de la Octava, Rosa María Hernández Madero, lo que muchos piensan y no han dicho, que de una vez por todas la Sección 8 dé un paso al frente para apoyar a los compañeros de la Sección 42 en lucha desde hace 10 días, en los que lamentan que su dirigencia haya permanecido impasible y no haya convocado aún a las bases a sumarse a la protesta. 


 
El evento se celebró en el salón Lago DiComo y justo cuando el director general de los SEECH, Manuel Arias Delgado, hacía uso de la palabra para brindar un pequeño discurso, la educadora Laura Favela lo interrumpió poniéndose frente al presidium en el que se encontraba en otras autoridades Rosy Hernández y les espetó la gran inconformidad entre la base no sólo ante la pasividad de la Sección 8 ante el conflicto de los maestros estatales, sino que además tuviera la poca decencia de andar celebrado en un contexto donde los derechos laborales del magisterio están siendo pisoteados. Algo similar a los que ocurrió entre 2013 y 2015. 

La maestra Favela señaló voz en grito frente a las autoridades del subsistema federalizado que "somos personas, maestras, que se nos caracteriza por ser honestas y trabajadoras, pero también nos caracterizamos por ser personas empáticas hacia las necesidades de nuestras compañeras". 

Reclamos, pero también exigencias en el sentido de que "Le exigimos un diálogo a la negociación donde todos intervengan y todos ganemos. Estamos en apoyo a nuestras compañeras de la Sección 42, nuestra sección hermana, gracias", palabras que fueron recibidas con una buena y notoria cantidad de aplausos entre las educadoras asistentes. 

El director de SEECH intentó pasar página a este imprevisto afirmando que recibía el mensaje de la maestra y sería "el portador a las autoridades competentes". 

Pero en ese momento, tomó la palabra secundando la protesta la maestra Paola Caraveo Renova, integrante del Movimiento Magisterial Resissste quien pidió directamente a Rosa María Hernández que lucharan por el respeto a los derechos laborales del magisterio y que ya bastaba tras 10 días de indolencia, exigiéndole convocar de una vez a la base a apoyar a los compañeros de forma decidida. 

"Respeto a las compañeras de la Sección 42, respeto a los derechos laborales tanto de las compañeras y compañeros estatales como de los federales, e invitamos a las dirigencias sindicales de la Sección Octava, con mucho respeto a que nos convoque a ir en apoyo a las compañeras que están en la calle", espetó la maestra a la secretaria general de la Sección 8. 

Ya fuera del evento, inconformes con el actuar de la dirigencia sindical señalaron a El Puntero que "es que nos indigna que tenían cuatro años sin festejarnos a las federales y prescisamente en estos momentos se les 'ocurre' festejarnos, a mi personalmente me parece una falta de respeto hacia las compañer@s  estatales de base que se encuentran en jornada de lucha".

Además, aseguraron, la dirigencia sindical de la Sección 8 tendría "el deber moral de convocar a la base para ir en apoyo de nueatr@s compañer@s y contra la reforma educativa, porque el principal deber del sindicato tendría que ser la defensa de las y los trabajadores de la educación, recordando que aún nos deben el resolutivo de certeza laboral emitido el XXXI congreso extraordinario de la secc 8 donde quedó estipulado que la base demanda irse a paro laboral indefinido en coordinación con el magisterio nacional, el acuerdo se debió haber materializado desde el 22 de agosto de 2016".