Uno de los Ministros de la SCJN que resolverán caso de la Judicatura de Chihuahua recibió de manos de Duarte en 2014 el Doctor Honoris Causa

Chihuahua, Chih.- La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la conformación del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Chihuahua será de vital importancia para la continuidad y firmeza en la lucha y la persecución de la corrupción durante la administración de César Duarte Jáquez en Chihuahua. Por eso las suspicacias debido a que uno de los ministros de la SCJN recibió de manos del ex gobernador prófugo de la justicia el título de Doctor Honoris Causa. 

Uno de los once ministros de la Suprema Corte de Justicia que resolverá las controversias constitucionales será Alfredo Gutierrez Ortiz Mena , quien en la inauguración de la Facultad de Derecho de la UACH en Parral, Chihuahua, recibió el Doctor Honoris Causa de manos de César Duarte Jáquez.

Fue el 14 de noviembre de 2014 cuando en el seno de la ceremonia solemne de inauguración de la Facultad de Derecho en el campus Hidalgo del Parral, el ex gobernador César Duarte y el ex rector de la UACH,  Jesús Enrique Seáñez Sáenz, le entregaron el reconocimiento y la distinción Doctor Honoris Causa a Gutiérrez Ortiz Mena por su trayectoria en la abogacía de nuestro país.

“Por su intachable actitud y compromiso con la nación, la UACH le ha otorgado este grado y lo ha hecho miembro de esta gran comunidad universitaria”, señaló en el momento Duarte, agregando que “con esta distinción hoy usted es parte del orgullo de ser UACH".

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena nació en Cuernavaca, Morelos, en 1969 y es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Maestro en Derecho por la Universidad de Harvard.

Según consta en la propia página web de la Suprema Corte de Justicia de la Nación "tanto en sus sentencias como en sus votos, el Ministro Gutiérrez Ortiz Mena ha explicado recurrentemente por qué su aproximación al derecho se guía por la idea de que la Constitución debe ser leída e interpretada de acuerdo con el derecho internacional de los derechos humanos. Su estilo de argumentación jurídica suele apelar al lenguaje de principios que normalmente se asocian con valores de corte liberal. Ha suscrito la idea de que aquellas reglas que limitan el alcance de los derechos humanos deben ser interpretadas del modo más restrictivo posible".