Información de suicidios por hambruna en la Sierra es de 2012, en campañas por ganar el poder se pierde la dignidad y la vergüenza: Consejo Ciudadano COEPI

Chihuahua, Chih.- A raiz de un video que anda circulando en las redes con información amarillista y falsa sobre un supuesto suicidio de varios rarámuri por hambre, los miembros del Consejo Ciudadano de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas, vimos necesario hacer un pronunciamiento al respecto. Esa nota salió hace 6 años (2012) y un partido político la difundió de nuevo en un claro afán de golpear al gobierno del Estado. Bien sabemos que en las campañas políticas por ganar el poder se pierde la dignidad y la vergüenza, y no importa golpear al pueblo y a la gente digna como es el pueblo indígena a quien pretenden rebajar de esa manera con mentiras indignantes.

Ante la reciente difusión de reportajes equivocados y alarmistas sobre la situación de los pueblos indígenas en la Sierra Tarahumara, y el resurgimiento de antiguas noticias a propósito de supuestos suicidios de algunos indígenas por hambre, las y los integrantes del Consejo Ciudadano de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (COEPI) expresamos lo siguiente:

Primero. Respetamos y valoramos el buen periodismo y su papel de visibilizar la problemática de los distintos grupos y ámbitos en la vida de nuestro Estado.

Segundo. Sin embargo, ante la situación por la que pasan distintas comunidades de la Sierra Tarahumara vemos con preocupación que abordajes superficiales, irresponsables o llanamente tendenciosos afectan la percepción de la sociedad, distorsionan la realidad y la manera como distintas instancias oficiales actúan ante ello. Lamentamos informaciones parciales, poco argumentadas que generalizan casos particulares. Igualmente lamentamos noticias falsas, aparecidas en los medios estatales  y nacionales hace más de cinco años y difundidas recientemente, no apegadas a la verdad y con claros intereses políticos de grupos particulares.

Tercero. Reconocemos la complejidad del contexto estructural de marginación y exclusión, así como los graves retos que enfrenta la región. Precisamente por esta razón nuestros criterios de valoración, la formulación de posturas y estrategias de acción y la valoración de las mismas deben sujetarse a posicionamientos consistentes, a estudios socioculturales que aporten elementos suficientes para reconocer los escenarios que realmente estamos experimentando en la región.

Cuarto. Reconocemos la necesidad de actualizar estudios sobre las condiciones materiales de salud, desnutrición, alimentación, educación, con pertinencia cultural que nos ayuden a responder a lo que estos pueblos buscan y necesitan, para no llevarles lo que a nosotros se nos pueda ocurrir. Para lograrlo es indispensable aproximarnos a estos pueblos, escucharlos, respetarlos en su ser, en su cultura, en su ritmo, en sus límites, en sus urgencias. Valorarlos creyendo en elllos, respetándoles su espacio y ayudándolos a que lo tomen para que se vuelvan protagonista en la sociedad, sujetos de su historia.

Quinto. Sin estos estudios y sin su adecuada socialización, las noticias sin fundamento con fines distintos al bien vivir de los pueblos indígenas y, sobre todo, con el propósito de manipular percepciones, florecerán y encontrarán un terreno fértil para su propagación y afectación.

Sexto. Convocamos a que se establezcan contactos y vínculos necesarios para que el gobierno del Estado actúe articuladamente y con propuestas de políticas públicas. Y para esto es muy importante la vinculación y el trabajo en equipo con la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas. No olvidar la voluntad del Sr Gobernador de poner los derechos indígenas de manera transversal en todas las dependencias del Estado.

Séptimo. Estamos lejos de comprender como sociedad y como gobierno la situación compleja de las comunidades indígenas. Los índices de marginación y pobreza existentes no reflejan en su totalidad la realidad de la región y están formulados desde visiones externas y lejanas a la cosmovisión de las propias comunidades.

Octavo. Finalmente, es necesario redoblar esfuerzos por construir una relación digna entre Estado, sociedad y pueblos indígenas; poner un alto a informaciones falsas y equivocadas que denigran a personas y comunidades indígenas.

Quienes optamos por servirlos y caminar con ellos, hacemos nuestros sus dolores, sus reivindicaciones, sus causas, sus luchas y sus sueños.

Atentamente

Consejo Ciudadano de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas.

Todos los Santos Dolores Villalobos Vigil

Marcelina Bustillos Romero

Diana Villalobos Diaz

Isela González Diaz

Lorenzo Moreno Pajarito

Guillermo Palma Aguirre

Victor Ojeda Chávez

Horacio Almanza Alcalde

Horacio Lagunas Cerda

Carlos Alejandro Ordoñez Villegas

Carlos Sías Enriquez

Javier Avila Aguirre