Clausura Profepa dos aserraderos en el Triángulo Dorado; asegura 412 m3 de madera y 10 equipos de aserrío

+  Resultado de operativo forestal en las zonas serranas de Durango y Chihuahua, por incumplimiento a la normatividad forestal vigente y la transformación ilegal de materias primas.

 + Los Inspeccionados no acreditaron la legal procedencia de las materias primas en sus patios, en el marco de operativo realizado del 6 al 10 de febrero pasado.

 +  La PROFEPA realizó  21 acciones de inspección y vigilancia forestal, consistentes en 17 visitas de inspección a CAT y el establecimiento de 4 filtros carreteros de revisión al Transporte de Materias Primas y Productos Forestales.

 Chihuahua.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) impuso clausura total temporal a dos Centros de Almacenamiento y Transformación de materias primas forestales (CAT), aseguró precautoriamente 412.648 m3 de madera de Pino (Pinus spp) y táscate (Juniperus spp), y 10 equipos de aserrío, en la zona conocida como “Triángulo Dorado”, que conforman las sierras de Durango y Chihuahua.

Lo anterior, debido a que los CAT incumplían con la normatividad forestal vigente, al no contar con la Autorización de Funcionamiento, no presentar el Libro de Registro de Entradas y Salidas de materias primas, al uso indebido de la Documentación Forestal, y no acreditar la legal procedencia de la madera existente en sus patios de almacenamiento.

Todo ello es resultado de un operativo forestal realizado del 6 al 10 de febrero de este año en dicha zona, en donde la PROFEPA realizó 21 acciones de inspección y vigilancia forestal, consistentes en 17 visitas de inspección a CAT, y el establecimiento de 4 filtros carreteros de revisión al Transporte de Materias Primas y Productos Forestales.

Asimismo, la Dependencia federal instauró 14 procedimientos administrativos a los aserraderos clausurados, los cuales  pueden dar lugar a la imposición de diversas sanciones, así como al decomiso de las materias primas y maquinaria forestal asegurados, consistentes en 379 m3 de madera en rollo y 32.964 m3 de madera en escuadría, así como aserraderos portátiles, torres de aserrío, reaserradoras, astilladoras y motores eléctricos.

En dicho operativo participaron 23 inspectores federales de la PROFEPA apoyados por fuerzas especiales de Seguridad Pública Estatal.

En las acciones de revisión a vehículos en tránsito, se establecieron cuatro filtros de revisión al transporte de materias primas forestales, revisando 108 vehículos que transportaban un volumen total de 3,265 m3 de madera, de la cual se verificó su  legal procedencia.

Con la contundencia de estas acciones, la PROFEPA impone un freno a la tala ilegal en la zona de  Guanaceví y Ocampo del Estado de Durango; y en Hidalgo del Parral, Santa Bárbara, San Francisco del Oro y Balleza en el Estado de Chihuahua, en la región conocida como “Triángulo Dorado”, donde convergen las dos cuencas madereras más grandes del país, que abastecen a la industria maderera de esas entidades e incluso exporta madera a los Estados Unidos.

Cabe destacar que la sierra de Durango y Chihuahua son también importantes zonas de captación de agua en la parte alta de cuencas hidrográficas que abastecen a las zonas agrícolas de Durango, Chihuahua y Sinaloa.

Además, albergan importantes coníferas como son: el Pinus Engelmannii, Pinus leiophilla, Pinus durangensis, Pinus cooperi y  Pseudotzuga mensiesii, refugio de importante fauna como el Puma, el Guajolote silvestre, el Venado cola blanca y el Gato montés, entre otros, cuyos ecosistemas únicos en la región hacen posible que permanezcan los bosques de Pinos y de Galería, convirtiéndola en la mayor reserva forestal de México.

Con estas acciones, la PROFEPA refrenda su compromiso de combate a la tala clandestina, el transporte y el comercio ilegal de materias primas, productos y subproductos forestales, por lo que se continuará con acciones encaminadas a la protección de los recursos naturales y el aprovechamiento sustentable.

En este sentido, es prioridad de la Procuraduría disminuir la excesiva capacidad instalada que opera de manera ilegal en los CAT, y retirar de la cadena productiva forestal a los que incumplen con la normatividad forestal vigente, que significan competencia desleal a los aserraderos autorizados.

Es preciso señalar que los ilícitos en esta materia, pueden ser sancionados hasta con 20 mil Unidades de Medida y Actualización, de acuerdo a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), además de imponer medidas de mitigación y restauración para resarcir los daños a los ecosistemas.