Caravana por la Dignidad

Por: José Luis Rodríguez Chávez

La dignidad humana es el derecho que tiene cada ser humano, de ser respetado y valorado como ser individual y social.

El 4 de octubre de 2010, César Horacio Duarte Jaques, tomaba protesta como gobernador constitucional del Estado de Chihuahua.

Protestó guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del Estado y las leyes que de ellas emanan. Y desempeñar leal y patrioticamente y ante todo por el bien y prosperidad de la República y del Estado. El cargo de gobernador que el pueblo me ha conferido.

SI ASI NO LO HICIEREIS QUE LA NACION O EL ESTADO OS LO DEMANDEN.

Quién fallo? Duarte, los ciudadanos. La nación o el estado que no se lo demandaron.

Jaime García Chávez, interponía la primer demanda ante la PGR, en 2014 en contra del gobernador César Duarte por los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y abuso de autoridad.

Denuncias sobre fraude por quimioterapias falsas en el sector salud estatal. Que en su momento y ante su renuncia, denunció en 2015 el doctor Sergio Piña Marshall, secretario de salud.

Cesar Duarte recibiría en la fecha que juró lealtad a los chihuahuenses una deuda por encima de los 14 mil millones de pesos, misma que entregaría seis años después por arriba de los 50 mil millones de pesos.

Fraudes por doquier, minúsculos y mayúsculos, todos ellos apoyado por sus familiares, de él y de su esposa.

Obras con sobreprecios millonarios, inconclusas y mal hechas.

El ex gobernador Duarte ejerció su poder en todo el estado de manera anárquica, imprimiendo la frase, " el poder es para poder".

Desde ranchos, propiedades, hasta un banco y la rectoría de la UACJ, para su hermano.

Metió mano en todos los partidos políticos, compró dirigentes y candidatos. Hasta independientes.

Control absoluto del Congreso del Estado.

Extendió su relación con las cúpulas de su partido político, para gozar de impunidad.

Coptó y compró los principales medios de comunicación del estado grande.

Hoy prófugo de la justicia, nunca imaginó su derrota y menos las huellas que dejó de sus hurtos por el camino.

Y SI NO LO HICIEREIS QUE LA NACION O EL ESTADO OS LO DEMANDEN.

Participante en la caravana por la dignidad.