Asegura Corral que petición de crédito de 2 mmdp y represalia de Federación no comportarán despidos ni ponen en riesgo nóminas ni prestaciones

Chihuahua, Chih.- Al término de su encuentro con la comunidad universitaria de la UACH en el que anunció una aportación extra de 61.3 millones de pesos y un descenso en los costos de las colegiaturas, el gobernador Javier Corral Jurado reconoció que el pasado diciembre contrataron un préstamo a 11 meses por 2 mil millones de pesos. El mandatario no dejó pasar la ocasión para lanzar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores de la administración estatal asegurando que este crédito y la retención de 780 millones por parte de la Federación no comportará despido de personal ni pone en riesgo los pagos de salarios ni prestaciones. 

En su primer evento público en la capital del estado tras las vacaciones navideñas, Corral reconoció que antes de acabar el 2017 su gobierno tuvo que recurrir a un préstamo para cerrar el ejercicio fiscal. "Nosotros recurrimos a un préstamo de corto plazo, a 11 meses, de 2 mil millones de pesos para poder hacer frente al cierre", expresó.

Corral apuntó que este recurso los obligará a hacer un plan adicional al plan de austeridad ya elaborado y aplicado para poder enfrentar este nuevo compromiso bancario en los tiempos acordados. 

No obstante quiso dejar claro que "no vamos a hacer ningún despido, todos los trabajadores del gobierno de Chihuahua tendrán y tienen asegurados sus trabajos, todos, a nadie le faltará su salario, a nadie le faltará sus prestaciones".

"Lo que haremos es ir a las áreas que son susceptibles todavía de un mayor esfuerzo de austeridad mientras nos deposita Peña Nieto los recursos que nos están condicionando dentro de nuestra lucha contra la corrupción", agregó.

El mandatario refirió que su gobierno se apretará "todavía mucho más el cinturón" en cuestiones que tienen que ver con servicios personales, servicios federales, combustibles o telefonía, por ejemplo.