Frustran relevo en Cártel de Tláhuac; detienen al sucesor de El Ojos

* Uriel Isaac, El Cochi, fue detenido en Nuevo León junto con 2 colaboradores; el gobierno federal le atribuye cargos de narcomenudeo y extorsión

En un operativo conjunto entre la Policía Federal (PF), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se detuvo a Uriel Isaac, El Cochi, sucesor de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, líder del Cártel de Tláhuac y dos de sus colaboradores, a quienes presuntamente se les atribuyen actividades de narcomenudeo y extorsión, informó el Gabinete de Seguridad del gobierno de la República.

La captura de El Cochi se realizó en un operativo simultáneo entre Monterrey, Nuevo León, y las delegaciones Iztacalco y Venustiano Carranza, en la Ciudad de México, por lo que su liderazgo habría durado tan sólo seis meses, después de que a finales de julio del año pasado muriera en un enfrentamiento con la marina Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos.

Bajo el liderazgo de Uriel Isaac, El Cochi, el Cártel de Tláhuac trasladó su centro de operación a Monterrey, Nuevo León. Ahí en el fraccionamiento Cumbres Elite fue detenido en un operativo.

Después de que las secretarías de Gobernación, de la Defensa Nacional, de la Marina y la PGR comunicaron la detención, Renato Sales Heredia, titular de la Comisión Nacional de Seguridad, dijo: “Tras el fallecimiento del anterior jefe del grupo delictivo, Uriel Isaac N quedó al mando [del Cártel de Tláhuac]. Se movía entre la Ciudad de México y Nuevo León, desde donde giraba instrucciones y operaba para evitar ser detectado”.

Según información a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, Felipe de Jesús, El Ojos, era padrino de Uriel Isaac, quien escapó del operativo del 20 de julio realizado por la Armada de México en Tláhuac.

Las autoridades dieron con su ubicación exacta por la intervención de las llamadas que tenía con sus operadores en la Ciudad de México.

Bajo el mando de El Ojos, el Cártel de Tláhuac comenzó su expansión en las delegaciones Xochimilco, Tlalpan, Coyoacán y Milpa Alta, en la CDMX. Además, en el Estado de México tenía asentamientos en Chalco y buscaba llegar a los municipios colindantes con Puebla. De acuerdo con información, se estima que el grupo delictivo podría manejar alrededor de 10 mil personas, entre ellos a sicarios, mototaxistas, halcones, distribuidores de droga y servidores públicos.

Esa organización es una escisión del Cártel de los Beltrán Leyva, aunque tiempo después se le relacionó con La Familia Michoacana, que operaba con algunas células en la capital y el Estado de México. A través de esa organización, presuntamente, se controla la venta de droga en al menos tres zonas de Ciudad Universitaria, como dio a conocer El Gran Diario de México.

Durante la detención de El Cochi se le aseguró aproximadamente medio kilogramo de una sustancia con las características propias de la droga sintética conocida como cristal. En la delegación Iztacalco fueron detenidas dos personas de nombre Rubén, se trataban del padre e hijo operadores del nuevo líder de la organización. “En los inmuebles cateados se encontraron 12 armas cortas, más de un kilogramo de polvo blanco y diverso numerario en moneda nacional”, explicó Sales Heredia.

Fuente: El Universal