Educación y Función Pública ya hablan para investigar asignación de 810 plazas por Arias y Attolini; Si hay irregularidades habrá que ver si fueron por mala fe o involuntariamente: Cuarón

Chihuahua, Chih.- Pasados dos meses y medio desde que el 25 de octubre se anunciara una investigación "inmediata" sobre los hechos, ya iniciaron las reuniones entre la Secretaría de Educación y Deporte y la Secretaría de la Función Pública para ahora sí investigar las presuntas irregularidades en la asignación de 810 plazas docentes (muchas de ellas fuera de lista de prelación pese a no haberse agotado éstas) denunciadas por el ex titular de la Coordinación Estatal del Servicio Profesional Docente, José Alfedo Chávez Ruiz. Pese a que son muchas las voces que advierten que el resultado de este proceso administrativo ya está decidido y se llama "impunidad" para el director de los SEECH, Manuel Arias Delgado, y el subsecretario de Administración y Planeación de la SEyD, Alfredo Attolini Pesqueira, Pablo Cuarón Galindo afirmó que no se puede dudar que esta administración estará sancionando a los responsables en caso de que se detecten irregularidades. No obstante, añadió al tradicional discurso que también será necesario determinar si estas se cometieron "a mala fe" o de forma involuntaria. 
 
Preguntado en entrevista por el avance del proceso para la investigación sobre la denuncia trasladada por José Alfredo Chávez al mismísimo gobernador Javier Corral a través de varios documentos y pruebas sobre la supuesta entrega irregular de 429 vacantes por parte de Arias y otras 381 por Attolini, Cuarón informó que ya dieron inicio las reuniones con la Función Pública.

 "Función Pública exigió ( a la SEyD) infórmenos de los procedimientos, qué es lo que se hace, cómo se toman, qué pasó,... Ya se arrancó eso en detalle y ahora sigue el procedimiento de la misma Función Pública viendo específicamente al azar puede tomar el puesto que sea y ahí le da seguimiento", refirió. 

Después de que se alzaran voces denunciando que desde la administración estatal ya se habría exonerado a Arias y Attolini de cualquier responsabilidad incluso desde antes de iniciarse la investigación, Cuarón negó que el veredicto ya esté adoptado y menos que haya una decisión de impunidad sobre los señalados decidida de antemano. 

Refirió que el gobierno de Javier Corral había probado su no tolerancia a la impunidad ante injusticias y que tampoco lo estaría haciendo en este caso. No obstante introdujo en su discurso una nueva variante y diferenció que no sería lo mismo que las posibles irregularidades hubieran sido intencionadas o  involuntarias, no eximiento ello de responsabilidades a los responsables, si bien podrían ser más atenuadas de lo que parte del magisterio demanda.

"No, menos en este gobierno, no se puede decir eso. Si hay situaciones anómalas, si hay situaciones, una cosa es determinar si hay un problema si fue de mala fe o fue involuntario,...pero tiene que haber consecuencias", fueron las palabras de Pablo Cuarón.  

El titular de Educación reiteró que donde tenían muy precisa la información era en "el sistema robusto" del que dispone SEECH que permite ver toda la trayectoria e historia de cada puesto, quién la ha ocupado en cada momento, por qué se generó la vacante, en el caso por qué se concedieron permisos, fecha de una jubilación, ... no siendo así en lo concerniente al subsistema estatal donde el rastreo se dificulta sobremanera. 

"Es distinto en el estatal porque el estatal tiene otra manera se llevaba el control no es por persona, es por posición y eso complica más, es más difícil darle seguimiento y es un sistema no tan robusto como el de SEECH, pero de todos modos está toda la referencia y eso eso es lo que está Funció Pública para decir aquí que raro, hay un problema, explíqueme por qué se generó eso", apuntó Cuarón.

"Lo que Función Pública está haciendo yo ya lo hice, es decir, a ver al azar a ver esta posición", señaló el secretario estatal refiriendo acordarse de una pregunta de este medio de cómo era posible que una vacante generada en 2001 apenas se estuviera asignando de forma definitiva el pasado 2017 después de 16 años haciéndolo con interinatos.

"Esa posición se empezó a generar en el año 2000 pero ha sido ocupada por mucha gente en todos estos años con permisos, interinatos, ... entonces ahora estaba sí oficialmente vacante, ahoras sí se asigna a alguien de base, esas son las explicaciones que encontré en esta investigación, pero la Función Pública lo va a hacer con meticulosidad", apuntó