Denuncian que Ávila Valdez, Ramírez Godínez y Rodríguez Enríquez no quieren más especialistas, los ven como amenaza y tienen que abaratar sus precios

Chihuahua, Chih.- Los médicos residentes de la Universidad Autónoma de Chihuahua atribuyeron el cierre unilateral de especialidades y subespecialidades para ellos a intereses particulares y económicos del secretario de Salud, Ernesto Ávila Valdez, el director ejecutivo de los Servicios de Salud e Ichisal, Pedro Ramírez Godínez, y el director de Calidad y Enseñanza de los Servicios de Salud, Francisco César Rodríguez y Enríquez de la Rivera. Afirmaron que estos no quieren formar a más especialistas para no tener que abaratar sus honorarios médicos, además de que los ven como una amenaza para el manejo que realizan de hospitales privados en los que tienen acciones. Esto sin olvidar factores de carácter partidista.

Con respecto a los intereses personales de los dirigentes de la Secretaría de Salud, los residentes afirmaron que “está bien entendido que las máximas autoridades en Secretaría de Salud, el doctor Ernesto Ávila, el doctor Ramírez Godínez y el doctor César Francisco, son especialistas y subespecialistas. Según reuniones previas, se han visto ellos afectados, por sus propias palabras, de formar cirujanos plásticos, por ejemplo, porque ellos tienen que abaratar sus precios, palabras propias del cirujano plástico”.

Además, manifestaron, que estos ven como una amenaza la llegada de especialistas “a hospitales donde algunos de los aludidos cuentan con acciones, que entran conocidos, amigo, entre otros, que puede mermar un poco su propia economía”.

Asimismo, aludieron a la existencia al mismo tiempo de intereses de carácter político. A este respecto, aclararon que dos de las especialidades afectadas, la de Cirugía Plástica y la de Angiología y Cirugía Vascular, se formaron hace casi cinco años, contando con un indiscutible éxito académico. No obstante, refirieron que esto no fue impedimento para su cierre por haber sido constituidas por una administración previa de diferente color partidista al de la actual administración estatal panista.

“Es por eso que tenemos la certeza de que son los intereses políticos los que también están mermando y ocasionando este problema”, concluyeron en torno a esta denuncia de intereses ocultos tras el cierre de subespecialidades.