Residentes acusan a dirigentes de la Secretaría de Salud de cerrar especialidades por intereses personales y económicos y de espaldas a hospitales y UACH; Faltan médicos adscritos

Chihuahua, Chih.- En rueda de prensa ofrecida esta tarde por los médicos residentes de la Universidad Autónoma de Chihuahua que llevan entre 31 y 103 horas en asamblea permanente, estos desmintieron categóricamente la versión de las autoridades de Salud y reiteraron su denuncia de cierre, no pausa, de subespecialidades debido a intereses personales y económicos de quienes encabeza la Secretaría de Salud, acusaron a la Secretaría de haber solicitado su cierre a espaldas de la UACH y las direcciones de los hospitales, y denunciaron la falta de médicos adscritos en los hospitales de la red pública de salud.

A continuación, el primer fragmento de la rueda de prensa ofrecida esta tarde en el auditorio de la Facultad de Medicina de la UACH con la asistencia de alrededor de 80 residentes:   

Hasta el día de hoy martes 14 de noviembre a las 16:00 horas continuamos en sesión permanente los médicos internos de pregrado y residentes de especialidades y subespecialidades del Hospital Infantil, Hospital Central y Hospital General, cumpliendo 80, 103 y 31 horas respectivamente.

Como puntos cardinales de la presente reunión queremos compartir a ustedes los medios y al público en general los hechos, la postura y el estatus actual acerca de nuestras peticiones e inconformidades a la Secretaría de Salud de este estado.

Se debe reafirmar el marco petitorio de la presente manifestación:

1.- Cierre injustificado de programas educativos del Hospital Central del Estado por motivos de intereses personales y económicos de los directivos de la Secretaría de Salud.

2.- Cierre de oportunidad de nuevo ingreso a residentes de subespecialidades de Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Plástica y Reconstructiva, y Geriatría, así como una disminución del 50% de residentes de nuevo ingreso a Medicina Interna, Traumatología y Ortopedia, Imagenología y Rayos X y Neumología Pediátrica.

3.- El envío de nuestros compañeros pasante de servicio social de medicina general y especialidades a comunidades de riesgo.

4.- La no represalias por parte de las autoridades de salud por ejercer nuestro derecho de manifestación.

Con respecto al primer punto se ha informado por parte del Dr. César Francisco Rodríguez Enríquez y de Rivera, quien definió que el número de plazas se verá reforzada a la salud materno-infantil, sin embargo cabe recalcar que la deficiencia actual de médicos adscritos en dichas áreas en los tres hospitales dependientes de Secretaría de Salud es evidente.

Por ejemplo, encontrándose sin médico contratado el área de Urgencias Obstétricas en distintos turnos, tan sólo este fin d semana se encontraban los residentes solos sin tutela de un adscrito hecho que se puede constatar en notas del expediente clínico.

Asimismo, la consulta Prenatal turno vespertino tiene dos meses sin adscrito siendo esta consulta atendida por médicos residentes de Ginecología, esto crea un impacto a la salud de la embarazada.

De igual forma, en el Hospital Infantil de Especialidades no se cuenta con médicos adscritos  en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Cuidados Intermedios y Terapia Intensiva Pediátrica en múltiples turnos. En el Hospital General no se cuenta con pediatra para atender a los recién nacidos, arriesgando la salud de los niños chihuahuenses.   

No conforme se disminuye un 50% de número de plazas de Neumología Pediátrica con respecto del ciclo previo, contrario a las declaraciones realizadas el día de ayer de reforzar esfuerzos hacia la atención de nuestros niños.

No se han redoblado esfuerzos por parte de la Secretaría de Salud en dichas áreas por parte del Director de Enseñanza Médica y Calidad de los Servicios de Salud, Dr. César Francisco Rodríguez, ya que no habrá plazas agregadas para residentes de esas especialidades este año, por lo cual, no se cumple el redoble de esfuerzos.

¿Por qué no se cumple? El presupuesto para las plazas de residencias médicas cerradas actualmente de los que nos encontramos en estas funciones viene directamente de nivel federal, y debido a que las autoridades de salud de forma unilateral, sin consenso de la Universidad Autónoma de Chihuahua, acudieron directamente a cerrar ante la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud, las especialidades y con esto renunciando de forma definitiva al presupuesto designado por la Federación para el pago de estas, es evidente la intención de la Secretaría de Salud del estado de no querer formar nuevos especialistas.

Por información directa de dicha Comisión, desde el día 22 de agosto, acude el director de Enseñanza y Calidad Médica de la Secretaría de Salud de Chihuahua a emitir petición de cierre, evitando información fidedigna posterior a dicha petición ante las instancias correspondientes involucradas a pesar de la insistencia por parte de la Facultad de Medicina y Hospitales involucrados de tener acceso a esta información llevando a todo esto a un incumplimiento de la ley de Transparencia, así como el retraso de posibles soluciones o gestiones para revocar dicha decisión unilateral.

En base a lo emitido en rueda de prensa el día de ayer por la Secretaría de Salud de su compromiso de formar médicos especialistas de calidad, es importante informar que la máxima autoridad a nivel federal que avala la calidad de los egresados de las diversas especialidades son los consejos mexicanos correspondientes a cada y bajo ninguna circunstancia la Secretaría de Salud puede emitir un juicio acerca de la calidad de nuestros egresados y para ello tenemos los certificados de cada uno de ellos los cuales les mostramos con orgullo, quedando más que claro la calidad de los angiólogos, cirujanos plásticos y geriatras aquí formados por lo que la postura de Secretaría de Salud menosprecia el aval universitario y de los consejos correspondientes a cada especialidad.

La Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud a nivel federal desmiente la posibilidad de que una residencia médica pueda ser pausada por un ciclo escolar, debido a que al no aceptar aspirantes en dicho ciclo pone automáticamente esa especialidad en liquidación, por lo tanto, están cerradas, contrario al término inexistente utilizado por la Secretaría de Salud de pausar las residencias.