Ni cultura vial, ni cultura de la honestidad!!!

Por: José Luis Rodríguez Chávez

El reloj no deja de avanzar, su tic tac al 2018, está en puerta. No solo la tierra se agita y sus mares. También en nuestra nación el ambiente político electoral se agita abruptamente.

Sorpresivamente decenas se pre inscriben como candidatos independientes a la presidencia de la república –hasta doña Chona la tamalera, el bronco, Margarita y no la Diosa de la Cumbia—

Y qué decir de los partidos políticos como los gatos, sus precandidatos, tratan de echar tierra a su excremento.

En nuestra frontera, tierra del compositor Juanga, los ánimos también caldeados.

Después de rendir su último informe de labores, con verdades a medias. Armando Cabada Alvidrez, no solo ha dejado de incumplir muchas promesas de campaña, entre ellas, no elevar cobros en impuestos.

Primero su golpe fallido del Juárez Iluminado, donde según él, de los fondos del DAP (derecho de alumbrado público), quería generar una mega deuda. Con una inversión inicial de MIL 500 millones de pesos, que a 15 años, se incrementaría a una deuda de cuatro mil millones de pesos. Esto acarrearía un aumento en el pago del impuesto anticonstitucional del DAP.

Hoy nos enteramos de los aumentos desmedidos en los cobros de infracciones viales, incrementos violatorios a la Carta Magna --en sus artículos 21 y 22--. Por ejemplo en la multa por pasar una luz roja se eleva de $ 679.41 a $ 2,264. 70. Definitivamente los juarense, no tenemos una cultura vial. Pero nuestras autoridades no tienen la cultura de la honestidad. Por lo que con estas medidas se está promoviendo la polla de la corrupción. Enterrándonos recientemente que hoy las autoridades de vialidad cobran a cada motociclista la cantidad de mil pesos jornada de trabajo. Si hablamos de cien motos, por dos turnos, son 200 mil pesos diarios por ese concepto. La pregunta a donde va a parar ese dinero. Sin contar las patrullas y bicicletas más los de a pie.

Este gobierno recaudatorio, trata de cobrar al pueblo, los dineros robados por sus antecesores, faltando a la promesa de investigar y denunciar a quienes saquearon las arcas públicas en los anteriores lustros.

Está en puerta la sorpresa del predial, este impuesto que es la mayor entrada a un gobierno que gasta el 85 % de sus ingresos en la obesa nómina y que hoy viene en aumento en lugar de eficientizar los recursos municipales.

p.d También aumento el porcentaje de pago de moche en compras y obra pública de un 12 a un 15 %..