Exhorta IMSS a cuidar la vista con revisiones periódicas

Los problemas de visión más comunes son los errores de refracción, conocidos más comúnmente como vista corta (miopía), hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

Así lo dio a conocer el doctor Arturo Talamas, asesor de la Jefatura de Prestaciones Médicas de la Delegación Estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, en el marco del Día Mundial de la Visión, a celebrare este 12 de octubre.

Explicó que los errores de refracción ocurren cuando la forma del ojo evita que la luz se enfoque directamente en la retina. Añadió que el largo del globo ocular (cuando es más corto o más largo), así como ciertos cambios en la forma de la córnea o el envejecimiento del cristalino, pueden causar errores de refracción.

Destacó además que la mayoría de las personas tiene una o más de estas enfermedades.

El médico explicó que lo normal es cuando la córnea y el cristalino desvían (refractan) los rayos de luz que vienen entrando para que se enfoquen con precisión sobre la retina en la parte posterior del ojo.

Precisó que la refracción ocurre cuando la luz cambia su dirección al pasar a través de un objeto hacia otro. En ese sentido, dijo que la visión ocurre cuando los rayos de luz se desvían (son refractados) al pasar a través de la córnea y el cristalino.

“Esta luz es enfocada luego sobre la retina. La retina transforma la luz en impulsos eléctricos que se envían al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro interpreta estos mensajes, convirtiéndolos en las imágenes que vemos”, dijo.

Explicó además que la miopía es un trastorno en que los objetos cercanos se ven con claridad, mientras que los objetos lejanos se ven borrosos. Con la miopía, la luz se enfoca delante de la retina en vez de hacerlo sobre la retina.

Agregó que la hipermetropía (también llamada hiperopía) es un tipo de error de refracción común donde se puede ver los objetos distantes con mayor claridad que los objetos cercanos. Sin embargo, las personas experimentan la hipermetropía de formas diferentes. Puede que algunas personas no noten ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Mientras para las personas con una hipermetropía considerable, la visión puede ser borrosa para objetos a cualquier distancia, sean de cerca o de lejos.

Refirió además que el astigmatismo es un trastorno en el que el ojo no es esférico, por lo que la imagen al proyectarse está deformada e indicó que la presbicia es una condición relacionada con la edad en la que la capacidad de enfocar de cerca se vuelve más difícil. A medida que el ojo envejece, el cristalino ya no puede cambiar de forma lo suficiente para permitir que el ojo enfoque los objetos cercanos con claridad.

Finalmente, el médico exhortó a los derechohabientes del IMSS a acudir con su médico a las Unidades de Medicina Familiar (UMF) para que realice una primera evaluación de su vista y, de ser necesario los canalice al área especializada para recibir los tratamientos que requiera.