La máxima expresión del autoritarismo rectoral en la UACH

Por: Observatorio Universitario

Chihuahua, Chih.- “Dos de octubre no se olvida”. Aquél miércoles 2 de octubre de 1968 estableció un parteaguas en el quehacer sociopolítico en nuestro país, las referencias históricas señalan que eran alrededor de las 18:30 horas. La matanza de estudiantes y civiles que demandaban democratización y respeto a los derechos humanos y civiles en general. Todo en contra del autoritarismo.

Pues bien, 49 años después, el 2 de octubre de 2017, en las instalaciones del Centro Universitario para el Desarrollo Docente de la Universidad Autónoma de Chihuahua, siendo aproximadamente las 13:30 horas, en un acto por demás autoritario, las huestes jurídicas del rector de la UACh, hacen “corralito represivo” (sólo les faltó el agua mineral por la nariz), a un modesto joven Ingeniero en Sistemas, cuyos ingresos rondan los seis mil pesos mensuales, y con familia que sostener. Su “delito” fue que contaba en su lap top con el documento “El Derecho de Corrupción e Impunidad en la UACh”, mismo que ronda en los correos electrónicos de centenas de universitari@s, estudiantes, docentes y administrativos.

¡El Sistema PRI-UACh en su máxima expresión!, toda la estructura administrativa-jurídica represiva que apoyó durante la campaña para la gubernatura del estado a Enrique Serrano, por instrucciones del exgobernador César Duarte. Un rector cuyos ingresos mensuales rondan los doscientos mil pesos, a costa de las cuotas de inscripción que con mucho sacrificio logran reunir madres y padres de familia de universitari@s. Un secretario general de la UACh, que percibe un salario mensual de alrededor de los cien mil pesos por la Universidad, y que adicionalmente recibe otros noventa mil pesos mensuales por su pensión de jubilación de Pensiones Civiles del Estado, ¡bendito “sistema” !; y llevan toda la estructura jurídica de la UACh para correr a un joven Ingeniero de Sistemas que ganaba seis mil pesos mensuales.

¿Pero sabe usted estimada lectora o lector de esta reflexión, quién es el responsable o responsables de las irregularidades en la UACH? Pues ell@s mism@s. Todo el documento sobre la Corrupción en la Universidad concentra las OBSERVACIONES NO SOLVENTADAS que les señalaron tanto la Auditoría Superior del Estado como la Auditoría Superior de la Federación, y que hoy es del conocimiento público de la comunidad universitaria y la comunidad chihuahuense en general. Aún más, hoy mantenemos nuestra confianza de que la Presidencia de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, canalice a la Secretaría de la Función Pública y a la Fiscalía General del Estado, las OBSERVACIONES NO SOLVENTADAS por las irregularidades en el ejercicio 2016 de la Universidad Autónoma de Chihuahua, independientemente de las denuncias públicas y jurídicas que mantenemos a través del Observatorio Universitario.

Al gobernador del Estado de Chihuahua le decimos que también conservamos la confianza en la “Operación justicia para la UACh”.