JAMÁS caja chica, caja Pandora y más

Por: José Luis Rodríguez Chávez

En esta frontera y en muchas otras ciudades, existe la dependencia que se encarga del manejo de agua. En Juárez denominada Junta Municipal de Agua y Saneamiento. Solo en el nombre se señala como municipal, en la realidad es una dependencia que controla la Junta Central del Gobierno del Estado.

La JMAS, como se le conoce por sus siglas, y en sus muchos años de servicio, ha pasado por muchas etapas de restructuración por los diversos actores que la han conducido desde su presidencia. Utilizada como caja chica para el pago de campañas políticas del PRI, en esta dependencia ha privado la CORRUPCION e IMPUNIDAD.

Bolsa de empleo para priistas por servicios prestados en campañas, aviadores, compras con sobreprecios, servicios pagados y nunca desarrollados, en fin millones de pesos que se han fugado de la dependencia, así como los millones de litros de agua en fugas domiciliarias y generales.

En el nuevo amanecer reciben esta dependencia con muchos vicios, como muchas otras. Jorge Domínguez Cortes a la cabeza, inicia la reingeniería y restructuración de la descentralizada. 

Primero la reducción de la cuota mínima por consumo mensual de veintitrés metros cúbicos a diez. Donde se habla de un ahorro de algunos pesos, para miles de usuarios. Luego se indica de un aumento mensual de entre uno y dos pesos. 

Segundo, viene el despido de 250 trabajadores (150 sindicalizados y 100 de recién ingreso), al parecer los recortes continúan. El objetivo es eficientizar el trabajo y tener ahorros de esos sueldos, para poder invertir en la infraestructura en rezago y en crisis (colectores).

Se han corregido un sin número de irregularidades en diferentes áreas, donde se llevaban actos de corrupción, en los talleres mecánicos, en la venta de agua por medio de pipas, en los contratos de obra y mantenimiento, en el pago de plazas de aviadores, en el robo de material (cobre y acero) y en muchas más áreas donde brillaba el dispendio y el negocio personal (hasta la desaparición de las guapas edecanes).

Se detectaron fraccionamientos residenciales donde no había medidores y se cobraba una cuota mínima (Campos Elíseos casas con albercas). Ordenando esa grave irregularidad.

Recordemos que nuestra ciudad no cuenta con drenaje pluvial, solo sanitario y este depende de la JMAS. Del medio millón de tomas del servicio domiciliario, se mantiene la dependencia que suministra el vital líquido del bolsón de Hueco, al igual que nuestra vecina ciudad de El Paso, tx. Y hoy también del agua que nos proveen del bolsón de Conejos Médanos, que hoy controla la empresa de Carlos Slim.

Un problema grave de la dependencia JMAS, son los colectores dañados y en mal estado. Estas tuberías están con desgastes por el tiempo, por la no existencia de drenaje pluvial, pero principalmente por el mal uso que se da a este drenaje, donde se derrama todo tipo de sustancias corrosivas, toxicas, más basura en general que dañan las instalaciones sanitarias y provocan un menor tiempo de vida.

Todo un reto para quienes la dirigen hoy esta dependencia, tratando de hacer su mejor esfuerzo, para “sacar al buey de la barranca”.