Municipio y Ayudar es Nuestra Misión colocan primera piedra de la primera bloquera comunitaria al sur de la ciudad; Algunos vecinos protestan, unos querían un centro comunitario, otros un parque

Chihuahua, Chih.- La asociación Ayudar es Nuestra Misión AC y el Municipio de Chihuahua, a través de la Dirección de Desarrollo Humano y Educación, colocaron esta mañana en la intersección de las calles López Mateos y 13 al sur de la ciudad la primera piedra de la primera bloquera comunitaria en la capital del estado. 

El presidente de Ayudar es Nuestra Misión AC, Juan Manuel Morales Alvarado, agradeció durante su participación el compromiso de un hombre que con sólo saber que se ayudará a familias vulnerables no duda en echarse adelante y poner en marcha proyectos trascendentales, siendo éste el titular de la Dirección de Desarrollo Humano y Educación del Municipio, Marco Antonio Bonilla Mendoza.

De igual modo agradeció la colaboración y el compromiso de la diputada local por el Distrito 18, Rocío González, a Cáritas y al Consejo de Seguridad y Justicia, hoy representado por Leticia Salinas, sin dejar pasar a Alicia Virginia, más conocida en la colonia como “Mamá Licha”.

Afirmó que esta bloquera tenía como misión que las familias de escasos recursos y que no tienen vivienda de la colonia tuvieran todo lo necesario para construir de forma totalmente gratuita, y sólo a cambio de su trabajo, los blocks para construir sus hogares.

Anunció que desde la asociación determinarán qué cantidad de blocks necesitan para empezar a construir sus viviendas y cuenten con un “hogar digno y decoroso”.

Juan Manuel Morales afirmó conocer el malestar existente entre algunos vecinos que preferían que en este lugar se hubiera construido un comedor comunitario, señalando que conocedores de esta necesidad estarán haciendo de su parte lo posible, conscientes de que “no entran números donde hay hambre”.

Durante el evento varios vecinos, integrantes de la asociación civil Unidos por el Bienestar Social de Chihuahua de la Colonia Granjas Cerro Grande exhibieron pancartas en contra del proyecto de bloquera y la asociación Ayudar es Nuestra Misión, acusándola de hacer negocios.

Ante este malestar, Morales aseguró que “la labor social no es un negocio, es algo que se siente, que sufre, que se proyecta y que da resultados”.

Por su parte, la diputada Rocío González señaló que la demanda del Comedor Comunitario no va en contra de la bloquera cuya primera piedra se colocaba hoy, y se comprometió de su parte a poner todo el personal necesario para la elaboración del proyecto y pasarlo a la Dirección de Desarrollo Humano y Dirección del Municipio para dotarlo de presupuesto para el año 2018.

Por su parte, Marco Antonio Bonilla Mendoza admiró la lucha de la gente del sur de la capital y que “se la rifa” para brindar un mejor futuro a sus niños. Refirió que Rocío González es la cómplice del gobierno municipal en lo que respecta a proyectos sociales para la zona sur.

Recordó que hace nueve meses Juan Manuel ya le habló de este proyecto y hoy daban el primer paso para convertirla en una realidad. En este sentido, afirmó que estaban equivocadas las mantas que acusaban a la asociación de hacer negocio con este proyecto, Bonilla lo negó tajantemente recordando que la confección de los blocks será totalmente gratuita para los vecinos.

Señaló que desde la entrada del nuevo gobierno municipal vieron al sur de la capital como la principal zona prioritaria de atención. Afirmó que una primera línea de acción era la regularización de la tierra para que los vecinos puedan ser propietarios de sus lotes.

A este respecto aseguró que hace ocho meses se logró firmar el acuerdo y pronto todos los predios de esta zona estarán regularizados.

Un segundo paso, afirmó, será el dotar de los servicios básicos a estas colonias del sur, empezando con el drenaje para el cual ya se construye el colector sur, mientras que el próximo año se destinarán 10 millones de pesos para las primeras 2 mil tomas de agua potable. Asimismo se contempla más adelante la pavimentación de calles.