Promueve Red de Cohesión y Participación Social la cultura de la legalidad entre vecinos de 18 espacios públicos en Chihuahua

- Con el apoyo de la Fiscalía General del Estado, la Dirección de Seguridad Pública y Fechac

Chihuahua, Chih.- Con el apoyo de la Fiscalía General del Estado, de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Chihuahua y de la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. la Red de Cohesión y Participación Social "1, 2, 3, por mí y mi Comunidad" realizó las Jornadas de Paz y de la Legalidad, brindando a familias de zonas vulnerables un espacio seguro y de convivencia sana, donde se desarrolló un torneo de futbol y se impartieron pláticas sobre la cultura de la legalidad.

Esta jornada se realizó en las instalaciones del Centro Deportivo y de Esparcimiento Familiar (CEDEFAM), con la participación de vecinos de 18 espacios públicos ubicados de la mancha urbana.

En su intervención, Hugo Loya, Consejero de Fechac en la región de Chihuahua, comentó: "La unión entre personas y entre comunidades, a través del deporte, es una de las mejores ideas habidas en temas de desarrollo social, pues ofrecen los espacios óptimos para que niños, jóvenes y adultos compartan experiencias, pongan a prueba sus capacidades y las desarrollen; además, construyen relaciones que en un futuro, les permitirán entablar vínculos para mejorar juntos su entorno, su calidad de vida y su futuro".

Por último, hizo un reconocimiento al trabajo realizado por la Red de Cohesión y Participación Social, a través de su Modelo de intervención comunitaria "1, 2, 3 por mí y mi comunidad", el cual ha brindado a más de 3, 690 chihuahuenses una oportunidad maravillosa para convivir, divertirse y activarse.

Todos los proyectos impulsados por Fechac son posibles gracias a un modelo de responsabilidad social compartida que suma los esfuerzos de los empresarios chihuahuenses, quienes aportan recursos económicos y el trabajo voluntario de 130 consejeros provenientes de organismos empresariales; el Gobierno del estado, que recauda solidariamente las aportaciones a través de su secretaría de Hacienda; el Congreso del Estado, que emite un decreto que permite este mecanismo; y las organizaciones de la sociedad civil, que coinvierten con la Fundación y operan proyectos enfocados en formar una mejor comunidad.