Arquidiócesis no perdona a agresor de cura en catedral

* Critica fallo de juez que declaró "inimputable" al detenido por la agresión al sacerdote José Miguel Machorro, quien se encuentra muy grave.

Ciudad de México.- La Arquidiócesis de México calificó como una "total insensibilidad" la inimputabilidad emitida por el juez de control Alejandro Cruz Sevilla contra Juan René N, agresor del sacerdote José Miguel Machorro Alcalá, además de que muestra una "aparente protección a los delincuentes".

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de México consideró como vergonzosa la declaración de inimputabilidad contra el agresor de Machorro Alcalá, a quien el lunes pasado apuñaló en el altar mayor de la Catedral Metropolitana; además de que señaló como "insensibilidad" citar al sacerdote para rendir su declaración sin considerar su estado de salud. 

"La vergonzosa declaración de inimputabilidad emitida por el juez de control Alejandro Cruz Sevilla se une a la total insensibilidad de la Oficialía Mayor Unidad de Gestión Judicial Número Seis, que aún sabiendo del estado de gravedad en el que se encuentra el padre José Miguel Machorro le envió un citatorio para presentarse hoy a declarar a las 12:30 horas en la Sala de Oralidad Número 1", dijo. 

Añadió que la "injusta e inadmisible" declaración de inimputabilidad emitida por el juez Cruz es una muestra de la "total indolencia hacia la víctima, y de una aparente protección de los delincuentes, pues no es posible que llegue a esta escandalosa resolución basado en una sola prueba pericial y sin haber escuchado a la víctima". 

"La declaración es del todo inadmisible tomando en cuenta la gravedad de los hechos, que tienen luchando entre la vida y la muerte al padre Machorro, cuyo estado de salud en las últimas horas se ha deteriorado considerablemente a causa del sangriento y cobarde ataque", subrayó.

El comunicado señaló que el cardenal Norberto Rivera pidió a los fieles continuar orando por la salud del sacerdote y "porque que se haga justicia en éste y todos los demás casos que aún permanecen impunes, a fin de que construyamos una patria más fraterna y justa". 

Durante la primera audiencia en contra de Juan René Silva, agresor del padre Machorro, un juez de control calificó de legal la detención del sospechoso y ordenó su traslado al Centro Varonil de Reinserción Paicosocial (CEVAREPSI) debido a que existen elementos de prueba suficientes para declararlo inimputable. 

Lo anterior quiere decir que el hombre no tiene la capacidad de entender y conocer los hechos que se le imputan. El juez determinó que será el próximo lunes cuando se defina la situación social De Silva, debido a que solicitó la doctricidad del término constitucional de 72 horas.

Fuente: www.eluniversal.com.mx