EU le gana la batalla a México para extradición de Yarrington

Ciudad de México.- Estados Unidos y México anunciaron ayer la intención de priorizar la extradición a EU de Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba. El ex gobernador de Tamaulipas, detenido a principios de mes en Italia en una colaboración entre las fuerzas policiales mexicanas, estadounidenses e italianas, está en Florencia, a la espera de que una Corte decida su futuro.

“Después de un cuidadoso análisis de las pruebas y posibles condenas por los cargos en Estados Unidos y México contra Yarrington, y de acuerdo con la prioridad dada a las solicitudes concurrentes de extradición (…), EU y el gobierno mexicano han acordado solicitar al ministro italiano de Justicia que conceda prioridad a la solicitud de EU y también solicitar la autorización (…) para la extradición de Yarrington a México”, se indica en el comunicado conjunto del fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, y del titular de la PGR, Raúl Cervantes.

Alberto Elías Beltrán, subprocurador de Asuntos Jurídicos e Internacionales de la PGR, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL: “Hemos tenido pláticas con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en las que, con base en los criterios que tiene su legislación y a los tratados internacionales que ha celebrado Italia, tiene prioridad la parte de los delitos que tienen mayor penalidad. Hemos acordado con el gobierno estadounidense que vaya a su país; sin embargo, estamos haciendo la solicitud para las declaraciones tanto en Italia como en EU, para que posteriormente sea juzgado en México.

“Vamos a tomar declaración para que nos dé toda la información de las redes involucradas en los actos ilícitos que haya cometido. En el momento que sea juzgado en Estados Unidos, no que cumpla su sentencia, será entregado temporalmente a la justicia de México”, informó Elías Beltrán.

Ambas naciones están a la espera de la decisión de la Corte italiana, para que “se pueda proceder a una extradición rápida”.

Cuando finalice el juicio en territorio estadounidense, y en función de las cláusulas de extradición que estén vigentes entre EU y México, Washing- ton se compromete a enviar a Yarring- ton temporalmente a nuestro país, para que enfrente los cargos correspondientes ante la justicia.

De la misma manera, ambos representantes se comprometieron a “intercambiar información” sobre el caso y “colaborar en las respectivas acusaciones contra Yarrington”, así como utilizar “todos los instrumentos legales posibles” para ese propósito.

En Estados Unidos Yarrington enfrenta los cargos más severos. Ahí sería juzgado por importación y distribución de droga, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero, todos cometidos entre 1998 y 2013 en el estado de Texas. Podría ser condenado hasta a cadena perpetua.

En México, el ex gobernador podría ser sentenciado a una pena máxima de 20 años por delitos contra la salud, cometidos entre 1998 y 2005 en Tamaulipas.

El acuerdo parece ser el resultado de la reunión entre Sessions y Cervantes Andrade, quienes se vieron ayer en Washington para destacar la estrecha colaboración entre ambos países y la fructuosa cooperación en materia de detenciones de las últimas semanas. “El arresto [de Yarrington] es otro ejemplo del compromiso compartido para combatir la corrupción y el crimen organizado transnacional”, se expresa en el comunicado.

Sessions agradeció a su colega mexicano el trabajo realizado para resolver casos, como la extradición de Heraclio Osorio Arellanes, acusado de matar a un agente de la Patrulla Fronteriza de EU, o la recuperación del jersey del jugador de los New England Patriots, Tom Brady.

También hubo espacio para hablar del arresto del ex procurador general de Nayarit Édgar Veytia en EU, acordando trababajar conjuntamente en el futuro de ese caso.

Según el resumen del encuentro facilitado por las autoridades estadounidenses, se debatieron temas como la inmigración, incluyendo la “total aplicación” de las leyes en la materia en EU y el “continuo respeto de todas las obligaciones en derechos humanos” que tienen.

Fuente: El universal