La tarea del Periodismo

Por: José Luis Rodríguez Chávez

Una carrera o profesión interesante, con diferencias abismales en su desarrollo profesional. En el ayer muchos periodistas se formaron de manera empírica (inteligencia, experiencia, contactos y oportunidades). Más que la carrera del periodista, hubo circunstancias que le ubicaron como el cuarto poder. Se decía que se ganaba más por lo que no se dijera, que lo que se tratara de manera mediática. 
Muchos se lograron con grandes fortunas a través de esta profesión, se convirtieron en comerciantes de la misma, Jacobo Zabludovsky, Joaquín López Doriga y muchos más, convirtiendo el periodismo en la inveracidad. El sistema ensucia esta valiosa disciplina.
En esta carrera del periodismo se requiere de preparación, estudio, conocimiento, lógica, investigación, seguimiento y principalmente veracidad, ética y profesionalismo. La paga es muy pobre, no corresponde a lo que se exige. De ahí que la profesión es presa de la corrupción. Difícil cruzar el pantano sin enlodarte. A todo esto hay que agregar el ingrediente del riesgo. México está ubicado como el tercer sitio a nivel mundial, con riesgo para esta disciplina.
Quienes obtienen millonarias ganancias son los dueños de los medios de comunicación, escritos y electrónicos, en muchos casos ni periodistas son, su participación es más por el lado empresarial. Ellos son los que negocian las notas, lo que se escribirá, denunciara o callara. El botín de la noticia con quien se tenga que negociar.
La mayoría de periodistas o quienes reportean la noticia, son profesionales y con las necesidades que todos tenemos de atender a nuestras familias y todo el gasto que esto implica. Con sueldos raquíticos.
Hay quienes son intachables como Miroslava Breach, Patricia Mayorga y muchos más, que arriesgan todo por casi nada. Muchos de ellos desaparecidos o asesinados en todo el país, sin esclarecimiento de sus crímenes (impunidad total).
Bonita pero difícil profesión, que sin embargo hoy nos mantienen informados de los eventos sociales, políticos y económicos. Gracias periodistas.
En paz descanse Miroslava Breach.