Cabada, la buena, la mala y la fea.

Por: José Luis Rodríguez Chávez


Il buono, il brutto, il cattivo, en Latinoamérica el bueno, el malo y el feo. Una cinta hollywoodense de la década de los sesentas, con la actuación del ex alcalde angelino Clint Estwood.

LA BUENA sociedad juarense que se volcó a emitir el sufragio en favor de Armando Cabada Alvidrez. Un fenómeno emanado de las recién detonadas candidaturas independientes. Quizá nadie imagino, -ni el mismo Cesar Duarte Jaques, que apoyo este proyecto para meterle un susto al Teto Murguía Lardizábal- los resultados de este combo. Los ingredientes, un fenómeno mediático extraído de la conducción de noticias por lustros, el hartazgo de la sociedad hacia el Teto Murguía, la corrupción y los partidos políticos en decadencia. El aderezo fue el sufragio a esta candidatura de panistas redimidos, priistas divididos y hasta de morenos sin candidato convincente, más los fans del canal de las noticias. LA BUENA, fue la abultada votación que supero cualquier expectativa en la historia de esta frontera. Más de 200 mil sufragios, inédito!!.

LA MALA un municipio juarense en desgracia. Endeudado, castigado por la inseguridad pública y el enredo de actos de corrupción como nunca. Con una ciudad inmersa en el olvido, con un rezago impactante en materia urbana (más de 80 mil millones de pesos). Baches y un desvencijado sistema de alumbrado público. Con una burocracia sindicalizada que absorbe la mayor parte del presupuesto anual. Agregado a esto una inmovilidad financiera, sin recursos suficientes para atajar las necesidades, exigencia de los juarenses. Con una mega deuda del fraude del siglo Plan de Movilidad Urbana (PMU), por el cual se erogan 22 y medio millones de pesos mensuales y por dos décadas. Con un proyecto de alumbrado público que deja en la obscuridad su transparencia y en la penumbra a sus habitantes. Solo tapar baches que en poco más de tres meses de la administración de Cabada, cubre el 20 por ciento de los expandidos por la mancha urbana. Esto bajo un sistema constructivo, que no es la mejor opción, pero si la más rápida ante el clamor ciudadano. Cantidad por calidad. LA MALA o pésima administración de Teto Murguía, Reyes Ferris y Enrique Serrano, que dejaron una ciudad con una deuda mayor a los ocho mil millones de pesos.

LA FEA realidad para Armando Cabada Alvidrez de su reelección en puerta. Sin una definición clara en las reglas emitidas en ley estatal para buscar la reelección, con un congreso ladino, que no le beneficia. LA FEA relación con el gobernador Javier Corral Jurado que busca recuperar el municipio para una nueva gestión panista. Esto debe estresar al alcalde Cabada, que ve su reloj con manecillas en contra, sin posibilidad de cumplir el mínimo de sus promesas de campaña. LA FEA droga cristal, que según las autoridades ha generado una nueva ola de violencia y lo pone en jacke.