Carta abierta a Javier Corral

Por: Gustavo de la Rosa Hickerson

Ciudadano gobernador
Esperamos mucho de usted.

Que logre sancionar de alguna manera al anterior gobernador y a todos los cómplices que pueda Identificar y atrapar.

También esperamos, que tenga la sabiduría de establecer las prioridades del gasto público, con una Clara opción por los pobres de Chihuahua
Fue mucho lo que usted dijo, habló y alzó la voz, ciertamente que la teoría solidaria de su partido tiene en usted un excelente expositor pero, "hechos son amores y no buenas razones".

Es importante reconocer el esfuerzo que está haciendo, para lograr procesar penalmente al ex-gobernador César Duarte. Es un compromiso que usted contrajo con la ciudadanía y se notan los esfuerzos y recursos legales que hace, para llevar a cabo tal tarea.

Sin embargo, hay otra gran Esperanza, que sembró en la conciencia de los habitantes de este estado. Usted firmó un cheque de compromiso social y atención a las grandes carencias sociales, que han sido sistemáticamente ignorados por los gobiernos que lo precedieron.

Sabemos, que le dejaron las arcas vacías y compromisos financieros y que le queda muy poco margen de maniobra monetaria.

Me imagino, que usted pierde el sueño, tratando de encontrar la fuente de recursos, que le permitan desarrollar un buen gobierno, desde el principio y que no encuentra por ningún lado esa bendecida fuente, por lo que tendrá que gobernar, prácticamente con un presupuesto de crisis.

Pero aún, en las crisis más profundas, es indispensable el establecimiento de prioridades y usted repetidamente manifestó que en su ejercicio gubernamental optaría por los pobres.

La administración pública, no es tan compleja, como lo hacen aparecer los gobernantes que generan hoyos negros, por donde se cuela una buena parte del presupuesto, directo a sus bolsillos.

Con usted no habrá esas fugas, por lo que tendrá más recursos que aplicar al funcionamiento de las instituciones, que cómo decía Aristóteles, deben buscar "el mejor bien De cuántos hay" que es el bien común, nunca el bien individual.

Y cada administración se distingue de otras por las prioridades del gasto público.

Administrar es aplicar adecuadamente los recursos económicos y humanos, lo que implica, la decisión de las prioridades y usted está comprometido con el pueblo de Chihuahua a respetar las prioridades sociales, las necesidades de los grupos vulnerables, la atención de las víctimas. En pocas palabras la eleccion del mejor interés de los seres humanos.

Si el gobierno está en crisis imágenese las condiciones en que viven los sectores depauperados de los Chihuahuenses.

Son pocas palabras pero grandes esperanzas