Noche negra de Iguala. 5 años

Por: Rosalío Morales Vargas

Por: Rosalío Morales Vargas
 
Fue una atormentada y negra noche,
en donde conspiraron los instintos
más sórdidos de insanos laberintos,
felonías y crueldades en derroche.
 
Implicados están los criminales
de altas esferas y de poca monta,
no ha podido llegar la verdad pronta,
se agazapa entre meandros y arenales.
 
Los fiscales y jueces se exhibieron,
pues la "verdad histórica" es un fiasco,
la actuación policiaca ha sido un asco,
también los militares ¿ nada vieron?
 
Todavía la justicia se haya ausente,
la alcanzaremos tope donde tope,
aunque la impunidad repte y se arrope,
la lucha sigue y continúa vigente.
 
Quisieron detener el alto vuelo
de aguiluchos valientes, decididos,
espíritus ardientes y aguerridos,
cuya mirada firme surca el cielo.
 
Su ansia libertaria crece y brilla,
el fulgor se ha tornado incandescente,
las consignas coreadas por la gente,
de otras luchas son gérmen y semilla.
 
Tras inviernos vendrán más primaveras,
dignidad han dejado como herencia,
ética militante es la escencia,
en la cima ondearán nuestras banderas.