El comercio online está en auge

El comercio electrónico, también conocido como eCommerce, no es una simple moda. Es un concepto elemental para hacer negocios en la actualidad. Este tipo de negocios satisface la necesidad de comprar y vender servicios o productos utilizando internet como medio de negociación.

Actualmente existen muchas formas de hacer este tipo de negocios, siendo esta diversidad un factor muy importante dentro del sistema financiero. Ya que beneficia a varias personas en sus procesos. Así como a comerciantes, al gobierno, a los consumidores, a los bancos, y mucha gente más.


Las formas más comunes de comercio electrónico 

Antes de adentrarnos en estadísticas, es importante tener claras las formas más comunes de comercio electrónico. Así el contexto quedará mucho más claro. 

Empresa - Consumidor 

Es la más famosa, actualmente muchos de nosotros hemos realizado compras por internet o adquirido servicios de consumo personal, aquí la empresa tiene contacto directo con el consumidor.

Regularmente en este tipo de compras se usan intermediarios para hacer la logística y envíos, aunque en ocasiones lo lleva a cabo la misma empresa. Si el producto o servicio que se ofrece está dirigido a un grupo de clientes directos, éste es el segmento de comercio electrónico más conveniente.

Empresa - Empresa

Este comercio electrónico es de los primeros que se usaron. Son las relaciones de comercio entre empresas a través de internet. Sus ofertas son más claras y específicas. Regularmente la venta es de maquinaria industrial, servicios muy específicos o productos al mayor, la venta no suele ser directa y se requiere de varios medios para ser efectuada. Los compradores son más minuciosos y revisan certificaciones, relaciones comerciales y garantías del ofertante.

Consumidor - Consumidor

Los ejemplos más comunes son Mercado Libre e Ebay surgidos de la segunda mano o mercadeo realizado entre personas particulares sin ninguna formalidad. En este sistema el ofertador y el cliente no necesitan de ninguna plataforma propia, con solo darse de alta en sistemas como estos mencionados anteriormente y colocar su oferta es más que suficiente. 

Plataformas de Economías Colaborativas (Comercio Electrónico)

Este es un tipo de comercio de persona a persona con un intermediario que es una empresa en donde se da servicio de gran calidad a un costo accesible porque la empresa intermediaria solamente cobra una comisión al cobrar por transacción parando ella misma al ofertador. En este tipo de plataformas se ofrecen servicios y productos novedosos como el dropshipping, como lo hace Oberlo, hoteles de corta estancia como Airbnb, autos compartidos, entre otros.

La reputación online es el punto clave para el ofertador, la empresa intermediaria ofrece su plataforma y soluciona cualquier problema.

El comercio electrónico en México

En el estudio de Comercio Electrónico en México, realizado por la Asociación de Internet.MX en el año 2018, se determinó un incremento considerable. Y es que el incremento en ventas subió más de un veinte por ciento en tal solo 6 meses. 

Por lo que, según la empresa Worldpay, el comercio electrónico en el país aumentará más de un 15%. Y generará casi 40 mil millones de dólares durante el año 2021, y así durante los 4 años siguientes. Así que no hay duda de que el país está en auge.

Actualmente las ventas nacionales muestran un aumento mayor al mil por ciento desde el 2010, demostrando que un alto porcentaje de los compradores realizan las compras en línea. Las categorías que más movimiento tienen son: el transporte de personas, la música y los videos musicales, los boletos y las descargas de libros y apps.

Por un lado, la venta de ropa y de productos de supermercados aumentó, es de hecho el sector que más rápido crece. Pero, por otro lado, las compras a nivel internacional disminuyeron casi un 50%. Y los viajes se mantuvieron en el mismo nivel.

El uso de tarjetas de crédito, como método de pago incrementó. En cambio, disminuyó más de un 30% el uso de monederos electrónicos.

Las aplicaciones descargadas en los dispositivos móviles son las vías más utilizadas para realizar todo tipo de compras en línea. Esto es debido a las notificaciones, que mantienen al usuario al tanto de descuentos y promociones en todo momento.

En el estudio se menciona que 7 de cada 10 usuarios tiene puestos sus datos en alguna plataforma de comercio electrónico. Por lo que es, en definitiva, la principal forma de interacción y posiblemente de ingresos de la mayoría de negocios en línea. 

Actualmente, 5 de 10 negocios online en México cobran el envío de sus productos. Por lo que la otra mitad cubre los gastos de envío, ahorrándoselo al comprador. Esto genera un aumento en la satisfacción de los compradores inevitablemente. 

La forma de hacer comercio se diversifica día con día, y hacerlo de manera electrónica será determinante para el futuro cercano, radicando inevitablemente en la creatividad de cada comercio, las ofertas y promociones, etc. Las posibilidades para adaptarse son infinitas existen tantas que solo hay que buscar la que mejor se adapte a nuestros gustos y preferencias.