Solicitan audiencia con el gobernador vecinos de la Santo Niño después de que Gallegos les reitere que el proyecto del CAM en las canchas no se detendrá pese a solicitud de amparo

Chihuahua, Chih.- Los vecinos de la colonia Santo Niño inconformes con la intención del Gobierno del Estado de construir a la fuerza el nuevo CAM 7009- 7010 en las canchas de la colonia solicitaron formalmente a primera hora de la tarde en la Secretaría Particular ser recibidos directamente por el gobernador Javier Corral Jurado.  Esto, afirmaron, después de que el director General de Gobierno, Joel Gallegos Legarreta, se negara a atender su petición de no iniciar las obras en tanto se resolvía el amparo que interpusieron el pasado martes ante la justicia federal pidiendo la suspensión del proyecto, y les reiterara que la construcción sigue adelante y no se detendrá. Los vecinos advirtieron que realizarán paros si se ven obligados a ellos para que  atiendan sus demandas. 
 
Después de que el martes anunciaran en rueda de prensa en las mismas canchas y con el acompañamiento del diputado Miguel La Torre la interposición de un amparo solicitando la suspensión provisional del proyecto, el Licenciado y vecino de la calle J. Eligio Muñoz -donde se ubican las instalaciones-, Juan Pablo Barrio, señaló que día de ayer recibió la llamada de Gallegos pidiéndole que desistieran de la oposición física en las canchas y permitieran el vallado e inicio de las obras mientras se resolvía el amparo.
 
Ante la negativa de los vecinos, los habría terminado por citar este mediodía a su oficina. Al término de la reunión, los vecinos  aseguraron que éste volvió a tratarlos de convencer de que desistieran y cedieran y que les habría asegurado que el proyecto se va a hacer en las canchas porque se va a hacer y porque de no hacerse se perdería el recurso que se debe ejercer. 
 
Los vecinos, en la voz de Luis Antonio Rodríguez, lamentaron la falta de voluntad de diálogo de la autoridad que les volvió a retierar que seguirán adelante con las obras a pesar de la oposición vecinal y el amparo, reiterando que no se oponen a la construcción del centro, pero sí del lugar elegido para hacerlo.
 
Denunció que apenas hoy, al proponer de nueva cuenta la construcción del CAM en la parte alta de la escuela, conocida coloquialmente como "La Loma",  tuvieron conocimiento que el proyecto contempla en una posterior fase de ampliación del centro afectar parte de la escuela. 
 
Rodríguez aseveró que tienen más de un millar de firmas de vecinos que se oponen a que el proyecto se haga quitándoles las canchas y advirtió que si las autoridades siguen sin atender sus demandas, ellos seguirán impidiendo como hasta ahora el inicio de las obras de forma pacífica -no dejaron que se instalara la valla perimetral- y en caso de ser necesario llevarán a cabo plantones, pues afirmó que parece que muchas veces el gobierno sólo responde ante ese tipo de acciones. 
 
Por su parte, Juan Pablo Barrio, manifestó que la admisión del amparo comportaría la suspensión inmediata de los trabajos y exigió respeto a los espacios públicos, el derecho de los niños a jugar en ellos y la voluntad de los vecinos del lugar. 
 
Denunció que si las canchas estaban abandonadas y eran un foco de maleantes era por culpa de las mismas autoridades, asegurando que competen a las autoridades el brindarles seguridad pública y que la última actuación en las canchas data de hace 22 años, en 1997, cuando el Gobierno de Francisco Barrio, a través de María Eugenia Galván, madre de la actual alcaldesa, adecuó un nivel más de gradas e hizo unos acondicionamientos. Desde entoces, sostuvo, la autoridad no había brindado  ninguna atención a las canchas.