Levantan inconformes el paro de labores en Pensiones Civiles tras ser atendidos y plantear las demandas al director; El lunes seguirá la negociación

Chihuahua, Chih.- En torno a las 11 de la mañana, tres horas y 45 minutos después de su inicio, el personal inconforme levantó el paro de labores en Pensiones Civiles del Estado tras ser recibida una comisión por el director general de la institución, el Contador Alberto José Herrera González, escuchar éste de viva voz y con precisiones las principales demandas del colectivo, comprometerse a revisar los puntos y volver a recibirlos este próximo lunes. Esto tras la negativa inicial del director a dialogar en la explanada y de los quejosos a abrir el edificio de Consulta Externa y dialogar en el auditorio. El retroactivo del incremento salarial, el fin del acoso laboral, el pago oportuno de horas extras, las bases de jubilaciones que no se estarían cubriendo, la eliminación de la prima dominical y la base extra de los sábados, el caso de los compañeros que laboran sin seguro médico, el permiso de pase, las permutas de turno y los días económicos sin condicionar, fueron temas puestos sobre la mesa y abordados entre las partes. 

Después de tres horas de desencuentros entre las partes y escalar el conflicto del cierre de Consulta Externa a los departamentos de Rayos X o Imagenología, Laboratorio y Farmacia, con presuntas amenazas de jefes directos a quien se sumara a la protesta, inconformes y directivos se sentaron a la mesa de negociación.
 
Esto después de que el director Alberto Herrera solicitara a los manifestantes liberar estas tres áreas para evitar seguir afectando a los derechohabientes, a lo cual los quejosos se negaron puesto estos estaban siendo canalizados a la atención en Urgencias o reagendadas sus citas. Asimismo, los quejosos se  negaron a abrir Consultas Externas y llevar a cabo el encuentro en el auditorio ubicado en este edificio, mientras el director también se negaba a que el diálogo que se realizara en su oficina o en terreno neutral como el estacionamiento. 
 
Finalmente y con la Dirección General de Gobierno de por medio se logró que una comisión de seis inconformes de diferentes departamentos fueran atendidos por el director general y varios mandos, entre ellos el director Médico y el coordinador Jurídico, con la finalidad de que los quejosos le pudieran hacer llegar sus demandas y éste al mismo tiempo solicitarles algunos datos concretos  o explicaciones sobre algunos puntos que no veía tan claros. 
 
El diálogo se dio en buenos términos y Alberto Herrera comenzó preguntando a los quejosos que les presentaran datos concretos con nombre y apellidos de quienes estarían ocasionando el hostigamiento laboral que denunciaban en su pliego para de verdad poderdar una solución integral al problema, no aceptando el que se hubiera podido ocasionar durante el paro de hoy, como supuestamente atribuido a las responsables  de Farmacia hacia su personal, pues sostuvo que de lo ocurrido hoy todos eran responsables. 
 
Sobre el tema principal del pago del retroactivo del incremento salarial, el director reiteró que no estaba en sus manos resolverlo y que dependía de la Secretaría de Hacienda, por lo que no podía darles una fecha de pago, afirmando y haciendo hincapié  en que desde que se dio el aumento él realizó ante las instancias correspondientes las gestiones para que se  impactara al personal de PCE.
 
Los inconformes le expusieron la demora y la batalla que supone exigir el pago oportuno de horas extras y la eliminación de la tradicional cobertura de las bases del personal que se jubila y que tradicionalmente recaía en la persona de mayor antigüedad del departamento mientras se incorporaba a otro trabajador por contrato para cubrir la vacante. 
 
De igual forma, pidieron al director tener en cuenta la formación académica y la especialidad del personal para que cada quien sea asignado al mejor puesto, poniendo como ejemplo que había titulados en Radiología que llevaban seis años en Farmacia y otros  casos de personal 15 años fuera de sitio. 
 
Los inconformes también exigieron el no condicionamiento de los días de permiso económico puesto que muchas veces son para cubrir imprevistos  y no pueden elegir el día que lo necesitan. En principio, Alberto Herrera se mostró reacio a una flexibilidad en el tema, apuntando que si todo el personal decidiera tomar el día económico el mismo día se colapsaría el servicio. Tras hacerle ver los quejosos que eso no ocurriría porque los propios jefes de departamento se encargarían de regularlo, el director terminó  accediendo a volver al tradicional esquema. 
 
Acuerdo similar en torno a una mayor flexibilidad se fraguó en materia de los pases de entrada después de que los miembros de la comisión expusieran que estos permisos para entrar tarde son en su mayoría por cuestiones imprevisibles y que no se pueden anticipar, poniendo como ejemplo un choque vial acontecido hace unas semanas en el Canal a excasos metros de Pensiones que propició que buena parte del personal llegara tarde.
 
Los quejosos también solicitaron atender la situación de los compañeros que durante dos o más años están trabajando y no gozan de servicio médico, algo que consideran inconcebible, así como la recuperación de varios derechos desaparecidos por la actual administración como la prima dominical que por ley establece la Ley Federal del Trabajo o la base extra que se otorgaba los sábados y que suponía un aliciente en forma de un ingreso extra por el que el personal interesado laboraba durante años en sábado, apuntando que ante su eliminación actualmente ese  día atienden puros suplentes.
 
Ambas partes acordaron volver a reunirse el proximo lunes 15 de julio.