Enmudeció el Palenque

Por: Jesus A. Ramos Araujo O.P.

Por: Jesus A. Ramos Araujo O.P.
 
Si queremos llegar a puerto a salvo, todos, tenemos que remar hacia el mismo lado, y dejar esa falsa idea de la igualdad, y más bien buscar la equidad, que es lo que verdaderamente necesitamos, equidad que no vulnere a nadie y que ayude al que necesite a alcanzar plenitud. Estoy ya completamente convencido de que los procedimientos de los que se llaman dirigentes sindicales, más bien pseudo burócratas, esbirros y sátrapas de la 42, en el pasado y en la actualidad, son y han sido desastrosos, y no solo los procedimientos, ahora también las personas que están al frente y a la sombra. Pero también, ya constate que los procedimientos de los mal servidos profesores, son y han sido, reprobables e indignos.
 
En la reunión que se llevó a cabo ayer, 13 de Junio del 2019, en el auditorio del SNTE de la Sección 42, en la zona Norte, fue un verdadero circo decadente. Desde que pise el recinto, en el aire se dejaba sentir un olor a caño. Desde los primeros minutos el ataque a mi persona fue directo, a los 10 minutos un miembro del comité de Jubilados y Pensionados D-VI-2 de la Sección 42 del SNTE, de nombre Drina Ortiz, interrumpió diciendo: “A ver, hay algunos autos estorbando, autos de personas que ni agremiados son y no deberían estar haciendo nada aquí”, este el primer ataque.
 
El circo siguió, y una pregunta directa de una profesora en activo surgió, “¿Por qué a fuerza quieren tener al hospital Star Medica como colaborador de PCE?, pregunta que hasta este momento nomás no ha sido contestada por el Dr. Villaseñor, prosiguió a hablar sobre el calentamiento global, sobre la naturaleza del hombre y la resistencia al cambio, y termino diciendo que nada es para siempre y así como todo cambia y se acaba, pues PCE se va o se puede acabar, o si leemos entre líneas, lo quieren acabar. En resumen este fue el son que tocaron, y no quisimos bailar.
 
Segundo ataque directo. Los muy sindicalistas y representantes, de medio pelo, del sindicato, pidieron respeto y que no interrumpieran, incluso, una profesora dijo que “a ella su mamá le metería unas cachetadas si se comportaba como tal”. Después de algunas horas, se le dio la oportunidad de hablar al profesor jubilado Héctor Acosta, el cual menciono, con la verdad cruda y directa, y cito: “Esta reunión se logró gracias al esfuerzo en conjunto de profesores de la base, puesto que desde meses atrás la profesora Sandra Duarte nos estuvo dando evasivas”. Acto seguido, en un tono prepotente y muy grosero, la “Secretaria Generalísima” del SNTE sección 42 de la región Norte, la profesora Erika Bolaños, pasó a interrumpir al profesor, a su vez también, el no conocido y muy poco útil, Claudio Tapia (“Responsable” de asuntos de PCE por parte de la Sección 42 en la zona Norte), y ya, a voz más viva y contundente, micrófono en mano, la Profesora Indra Manzo (Perteneciente al comité seccional del SNTE del estado de chihuahua y encargada de asuntos de pensiones), no le dejaron ya hablar, al ver esto yo grite: “o que la ¡@# (progenitora) , ¿Pues no que respeten y que dejen hablar?”, e ipso facto una de las muy sindicalistas y representantes delegacionales de la sección, la joven profesora y bien ponderada, Nereida Vega, me grita: “Tu cállate, ni agremiado eres, ni profesor has de ser”, acto seguido le conteste: “Yo hablo cuando se me hinchen los (lo dejo a la interpretación), -lo sé, quizá me excedí-, por ver como tratan a esos que deberían defender y cuidar, (entre ellos mi santa madre y varios más que quiero y estimo), acto seguido el flamante encargado de nivel primaria de la sección, el siempre pulcro y jamás desaliñado, Profesor Luis Morales, con el dedo y con cara de mamá queriéndome meter unas cachetadas, me hizo con su pulcro dedo, que ¡NO!, que yo no iba a hablar. Y es verdad, desde que levante la voz, después de estar frente a grupo y 5 meses sin sueldo, ya me di cuenta que yo no estoy sindicalizado, porque no pago cuotas, entonces, si no hay dinero, no hay representación, al igual que todos los profesores interinos y/o eventuales, que no son pocos, en todas las escuelas. Tampoco tenemos Pensiones Civiles, a nosotros nos mandan al muy elegantemente llamado ICHISAL, que para fines prácticos es el mismísimo seguro popular.
 
 En fin, la verdad es que no tenía nada que decir, ya todo estaba dicho. Quizá no me dejaron hablar porque dos días antes en otra de esas asambleas al vapor, hice una declaración en forma de pregunta, a TODO el comité de Jubilados y Pensionados de la Sección 42, D-IV-2, cito mis palabras: “De los estatutos del SNTE, Capitulo 2, Articulo 10, punto número 1, ¿Qué dice?”, y como dice una canción muy mentada, “enmudeció el palenque cuando un girazo en el redondel”, pregunta que siguen sin poder contestar, pregunta que es piedra angular de lo que un sindicato tiene que ser, pregunta que, de no ser contestada, hace que surjan otras preguntas, ¿Qué están haciendo ahí? Y ¿Por qué, los que sí están sindicalizados y pagan sus cuotas, no los quitan?, se exhibieron y se humillaron ellos solos, yo solo hice una legitima pregunta. Aquí la respuesta, directa de los estatutos del SNTE:
 
CAPÍTULO II: Duración, objeto y fines del Sindicato
 
Artículo 10. El Sindicato tiene como objeto social y fines:
 
Defender los derechos laborales, sociales, económicos y profesionales de sus miembros;
Mantener la unidad de sus integrantes a nivel nacional y defender la autonomía sindica
Luchar por el desarrollo personal y el logro de las aspiraciones de sus agremiados
 
No defienden, no unen y no luchan. O al menos lo hacen por sus intereses propios y medio hacen por los que dicen “¡sí!” a todo, pagan sus cuotas a tiempo, y como vacas al matadero, van por la vida los ojos vendados. Que me ataquen, que me humillen, que me persigan, como en antaño, para mí, Sr. Lic. Jesus A. Ramos Araujo O.P., todo un honor.