Lamenta Maestros en Movimiento nula voluntad de autoridades de Pensiones de decir la verdad sobre el CME y la complacencia del magisterio incondicional a dirigencia sindical

Ciudad Juárez, Chih.- Desde la organización Maestros en Movimiento lamentaron que la junta extraordinaria convocada desde la Sección 42 Región Norte el pasado jueves para abordar la problemática y demandas en torno al servicio de Pensiones Civiles del Estado, especialmente transparentar los términos de la recontratación del Centro Médico de Especialidades, no sirvió para nada más que para evidenciar la falta de voluntad y capacidad de las autoridades de PCE para conducirse con la verdad hacia la derechohabiencia y el preocupante desconocimiento del tema por parte de los incondicionales de la dirigencia sindical. 
 
Alrededor de 150 maestros, en su gran mayoría jubilados y pensionados, se dieron cita en reunión de carácter extraordinario exigida por este colectivo y convocada por la secretaria general de la delegación, Sandra Duarte, presidiendo el encuentro por parte de PCE su director Médico, el doctor Ángel Villaseñor Benavides, y el delegado de Pensiones en Juárez, Jorge Daniel Mena, acompañados de dirigentes sindicales. 
 
El motivo de la convocatoria, la considerable inconformidad por parte de un sector de maestros estatales jubilados por la cancelación el pasado febrero por dos meses del servicio que prestaba Centro Medico de Especialidades CME al magisterio estatal y la "no muy trasparente recontratación" el pasado abril. 
 
Los inconformes recriminan a las autoridades de Pensiones Civiles y a sus representantes sindicales la "ausencia de una veraz, clara y oportuna información de las características que guardan los acuerdos signados realizados para su reactivación", que hacen que un gran número de maestros exijan   trasparencia. También, reclaman un informe  que satisfaga sus inquietudes. Este, afirman desde Maestros en Movimiento "es el principal reclamo de los maestros que se identifican por su institucionalidad y adherencia a las autoridades de sindicales".
 
Los inconformes exigen a las autoridades de Pensiones calidad en el servicio y el retorno al servicio prestado por Centro Medico de Especialidades sin menoscabo en la atención. 
 
Desde Maestros por Movimiento lamentaron que "las autoridades de PCE en sus intervenciones no asumen el compromiso de hablar con la verdad. Verdades a medias y mentiras ocultas. Quedó muy claro que el Doctor Villaseñor sólo vino a darnos atole con el dedo. Un lenguaje monótono, inaudible, demagógico y mordaz".  
 
"Pretende (n) desconocer las autoridades, la burocracia dorada que maldirige Pensiones, que existen (mos) derechohabientes, maestros principalmente que sí sabemos que es lo que pasa en PCE", prosiguieron.  
 
"La reunión sólo sirvió para reafirmar que no existe voluntad, ni capacidad", denunciaron los combativos maestros, señalando a las autoridades que “si no pueden, renuncien”.
 
"El resquebrajamiento, la crisis de nuestra institución es solapada y atenuada por quienes la dirigen. Saben bien de las denuncias permanentes. Amparos promovidos por afectados en su salud y en sus intereses. Plantones permanentes cada quince días en la explanada. Denuncias de carácter penal contra quien o quienes resulten responsables; es la cotidianidad de vida de PCE.  Si así, pretenden desconocer. ¡no creemos!", aseveraron. 
 
En materia sindical, apuntaron que "los aplausos que se escucharon sólo demuestran qué grande es el desconocimiento del tema de muchos maestros tanto activos como jubilados. De momento no hay avance. No hay nada Sólo paliativos para un mal canceroso que consume nuestra institución. El resultado es Pensiones 1 Derechohabientes 0. Los maestros institucionalistas contentos y los dirigentes sindicales también".
 
"Los acarreados incondicionales que ni siquiera estaban enterados del objetivo de la reunion, deberíamos integrarlos al gpo para que sepan de la problematica y no vayan solo a felicitar y aplaudir el rechazo, pisoteo, y falta de responsabilidad de los dirigentes sindicales y autoridades  de nuestra salud hacia la base", concluyeron indignados ante la actitud de algunos compañeros.