Vergüenza, lucrar políticamente con caso Norberto: Coparmex CDMX

Ciudad de México. El presidente de la Coparmex Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, calificó como una vergüenza usar tragedias como el caso Ronquillo para lucrar políticamente. Aseveró que es un despropósito exigir renuncias a seis meses de un gobierno; “así no“, aseguró.

Lo que sí, indicó, es que este sector empresarial mantiene su exigencia a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para que en estos meses se empiece notar “la paz que están buscando los capitalinos”.

Sin embargo “nosotros no podemos a seis meses pedir renuncias porque éste no es un problema particular de la ciudad sino que es un problema que está viviendo todo el país”.

Por indicadores directos “sabemos que hay un cinturón de inseguridad que rodea la capital, que es todo el estado de México, y sabíamos que esto tarde o temprano iba a contaminar a los capitalinos y lamentablemente lo estamos viviendo”.

Sobre el caso del estudiante de la Universidad del Pedregal, señaló: “Lo hemos lamentado desde que esto sucedió, porque el rector de la Universidad (del Pedregal), Armando Martínez, es socio de Coparmex y representante en la alcaldía de Tlalpan, y cuando nos lo planteó y dijo '¿qué es lo que tenemos que hacer?', nosotros señalamos con mucha claridad 'hay que alzar la voz, hay que denunciar no solo por el lamentable hecho de lo que pasó con este joven, sino porque no admitimos que pase en ninguna parte de la ciudad'”.

Padilla Zenteno expuso que la problemática de seguridad pública demanda “una transformación institucional de gran calado en todas las áreas de seguridad y procuración de justicia e impartición de la misma”, así como “una amplia participación y vigilancia ciudadana”.

Abundó que la Coparmex Ciudad de México “entendemos la ola de indignación que la inseguridad y casos terribles y lamentables como el de Norberto Ronquillo y el de otros jóvenes y ciudadanos está causando, pero somos claros en señalar como un despropósito y una vergüenza, el usar tragedias como está para el lucro político. No, así no”.